Los bombardeos rusos contra infraestructuras energéticas de Ucrania causaron apagones en la vecina Moldavia, denunció hoy el gobierno de este país, que pidió el cese de los ataques.

"Partes de Moldavia están sufriendo apagones a consecuencia de los disparos de misiles rusos contra ciudades y estructuras vitales de Ucrania. Cada bomba que cae en Ucrania afecta a Moldavia y a su pueblo. Llamamos a Rusia a poner fin a esa destrucción ya", tuiteó el canciller Nicu Popescu.

Según las autoridades, el país sufrió cortes de electricidad en la mayoría de sus regiones, incluida su capital, Chisináu.

El ministro de Infraestructuras y Desarrollo Regional, Andrei Spinu, precisó en Telegram que los cortes fueron causados por la "desconexión automática de una línea de transmisión eléctrica por razones de seguridad".

Según Spinu, la electricidad se restableció "casi por completo" en dos horas, pero advirtió que "los riesgos de cortes" seguían siendo "elevados".

"Cualquier bombardeo ruso contra centrales eléctricas ucranianas podría provocar la misma situación que hoy. Les pido economizar electricidad y ser solidarios", concluyó el funcionario, citado por la agencia de noticias AFP.

Rusia lanzó hoy ataques masivos con decenas de misiles contra varias ciudades ucranianas, incluida la capital Kiev, donde alcanzó edificios residenciales y dejó sin luz a la mitad de sus habitantes.

El vocero de la Fuerza Aérea ucraniana dijo que los ataques rusos de la jornada fueron cometidos con "un centenar de misiles" lanzados desde el mar y desde Rusia. (Télam)