El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ordenó a los principales funcionarios del Ministerio de Seguridad desatender el llamado a comparecer ante la Asamblea Nacional (AN, parlamento) para dar cuenta de la crisis de seguridad, reveló hoy el ministro de Seguridad, Diego Ordóñez, decisión que generó cuestionamientos en el Legislativo.

La decisión de que no asistan ministros y otras autoridades fue comunicada al presidente de la AN, Virgilio Saquicela, el 31 de octubre, explicó Ordóñez y recogió el diario El Universo.

Ordóñez advirtió que las citaciones apuntan a exponer a los ministros a "hostigamiento", aunque el país atravesó en los últimos días una ola de violencia en las provincias de Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas, provocada por bandas relacionadas con el crimen organizado, lo que motivó el estado de excepción en las tres regiones.

Lasso "dio la orden a todos los ministros y secretarios del área de seguridad de no asistir a las convocatorias a las comisiones de la Asamblea Nacional, porque no ofrecen las garantías para que la información que se suministra sea tratada con responsabilidad", señaló Ordóñez.

Para el funcionario, lo que buscan las bancadas opositoras es "exponer a los funcionarios a ser hostigados, en lugar de sentarse a discutir las decisiones por tomar".

"¿O se quiere llevar a que en la Asamblea se diseñen las políticas públicas que son responsabilidad del presidente de la República? No se dan cuenta de que eso (revelar información) puede significar una afectación a la seguridad del Estado", alertó.

Además, se quejó por el hecho de que “a los ministros del área de seguridad, al presidente Lasso, nos amenacen todos los días con juicio político por ser los responsables políticos de un delito de femicidio", en referencia al asesinato de la abogada María Belén Bernal por parte de su pareja, el 11 de septiembre, en la academia de la Policía Nacional.

La AN debatió hoy, sin los funcionarios del área, la cuestión de la seguridad.

El legislador Ramiro Narváez, de la Izquierda Democrática, criticó que la falta de “voluntad política del Gobierno de trabajar con la Asamblea en temas el área y reclamó a Lasso que “no improvise en la designación de autoridades”.

Advirtió, además, que si los ministros siguen sin rendir cuentas sobre el tema, serán sujetos de juicio político “inmediatamente”, según el sitio Primicias.

En tanto, el socialcristiano Esteban Torres ironizó con que la Asamblea “no compra armas, ni patrulleros, ni tiene unidades de inteligencia, ni entrena a la Policía, ni construye Unidades de Policía Comunitarias, que una competencia exclusiva” del Gobierno central.

Se preguntó si no se está ante “una emergencia nacional” que obliga a “destinar todos los recursos a la Policía” e insistió en la necesidad de “mano dura contra la delincuencia”.

Le tocó al oficialista Juan Fernando Flores ensayar una defensa del Ejecutivo, primero con un pedido de un minuto de silencio por los agentes muertos y después con el reclamo de “llegar a un punto en común, en lugar de insistir en buscar otros responsables, incluso en gobiernos anteriores”.

Flores presentó un video de la Secretaría de Comunicación con un resumen del accionar del Gobierno frente a la ola violencia y llamó a la unidad de los legisladores. “¿Dónde estamos? ¿Del lado de los que vamos a trabajar contra el narcotráfico y el terrorismo o seremos silentes?”, se preguntó. (Télam)