El ministro del Interior de Perú, Vicente Romero, se ofreció a comparecer ante el pleno del Congreso de la República para explicar la controvertida intervención policial contra manifestantes en la Universidad de San Marcos, en la capital, Lima, que causó reclamos de organismos de derechos humanos y críticas desde varios sectores del arco político.

Romero subrayó que por el momento no recibió una invitación formal del Parlamento, pero aseguró estar "dispuesto" a responder las preguntas de los congresistas sobre el operativo que culminó con más de 200 detenciones el pasado fin de semana.

"Formalmente no he sido notificado, pero estoy dispuesto a ir para aclarar esto. (...). Es mi responsabilidad política y tengo que asistir. Cuantas veces me citen, tengo que ir porque es un espacio donde tengo que hacer conocer todos los pormenores a los grupos políticos", dijo Romero en una entrevista concedida a la radio Exitosa.

Congresistas de Integridad y Desarrollo y del Bloque Magisterial solicitaron la comparecencia del ministro pues consideran que en la intervención policial se hizo un "uso desmedido de la fuerza" y no se respetaron "los principios constitucionales de proporcionalidad", informó la agencia de noticias Europa Press..

El operativo policial en el centro educativo que buscaba desalojar a manifestantes contrarios al gobierno despertó duras críticas tanto de autoridades vecinas -como Bolivia o Colombia-, como de organismos internacionales y de derechos humanos, como Amnistía Internacional.

Alrededor de 400 policías irrumpieron con tanquetas y apoyo de fuerzas especiales la universidad capitalina sin cumplir los procedimientos legales para las detenciones.

El ministro explicó que la intervención policial se llevó a cabo en el marco del estado de emergencia, razón por la que el operativo no necesitaba contar con la presencia del fiscal.

En tanto, Lima es escenario hoy de una nueva marcha en protesta contra el Gobierno de la presidenta Dina Boluarte, quien asumió en reemplazo del depuesto mandatario Pedro Castillo.

Los manifestantes exigen la renuncia de Boluarte, mientras los bloqueos de rutas en varios sectores del país, que en algunos casos llevan más de dos semanas, afectan a cientos de transportistas y pasajeros, así como al abastecimiento de productos en varias ciudades, informó el portal peruano RPP Noticias.

La convocatoria de hoy en la capital anuncia como punto concentración la plaza Dos de Mayo, donde se encuentra la sede de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP).

En Puno, en tanto, escenario de las más fuertes protestas, varios mercados de la capital de la región permanecen cerrados, cuando se cumplen 20 días desde el inicio de un paro general en este departamento del altiplano.

La manifestación de hoy se realizará cinco días después de la marcha llamada "La toma de Lima", que reunió en la capital peruana a decenas de miles de manifestantes llegados desde varias regiones del país. (Télam)