El ministro de Comunicación y Cultura de Haití, Pradel Henríquez, confirmó la veracidad de las declaraciones de la primera dama Martine Étienne Moïse, en las cuales acusó a mercenarios de asesinar al presidente Jovenel Moïse.

En su primer mensaje desde un hospital de Estados Unidos al cual fue trasladada tras el ataque, Martine apuntó que la muerte pretendía evitar una transición en el país.

"Enviaron mercenarios a matar al presidente y su familia en su casa por carreteras, agua, luz, el referendo y las elecciones de fin de año, para evitar una transición al país", lamentó poco antes de someterse a una nueva operación.

El mensaje, replicado también por el portavoz del Gobierno, Frantz Exantus, generó suspicacias entre algunos medios locales que pusieron en duda su autenticidad, refirió la agencia de noticias Sputnik.

En su alocución promete continuar la batalla iniciada por Jovenel Moïse, a pesar de aquellos que quieren "asesinar el sueño, la visión y las ideas del presidente para el país".

Las declaraciones de Martine fueron transmitidas ayer por la televisora estatal. (Télam)