El ministro de Defensa de Perú, Walter Ayala, cuestionado por presuntamente haber querido favorecer con ascensos a militares cercanos al Gobierno, negó haber ejercido presiones con ese fin y aclaró que solo preguntó por la cuestión.

"Yo niego categóricamente haber dicho que se ascienda a nadie. Que se haya preguntado, sí, es verdad, se preguntó", explicó Ayala, que fue convocado por la Comisión de Defensa del parlamento, que lo interpeló por casi tres horas.

El lunes último, los excomandantes generales del Ejército y la Fuerza Aérea, José Vizcarra y Jorge Luis Chaparro, respectivamente, denunciaron que fueron presionados por el presidente Pedro Castillo, el ministro Ayala y el secretario de Despacho Presidencial, Bruno Pacheco, para ascender a altos mandos militares.

Los excomandantes indicaron que los ascensos eran irregulares porque no cumplían con las exigencias de mérito requeridas y porque hubieran salteado el debido proceso de designación, por lo que no accedieron al presunto pedido presidencial.

Al día siguiente fueron pasados a retiro, en supuesta represalia por no cumplir con las órdenes del jefe de Estado.

Ayala señaló ante la Comisión de Defensa que tiene un "enorme respeto" por las Fuerzas Armadas.

Click to enlarge
A fallback.

"El presidente ha confiado en mí. Yo he actuado de la mejor manera y me puse la camiseta por el Ministerio de Defensa. He sido transparente y a las pruebas me remito", manifestó a la salida el ministro, según el diario La República.

La polémica sobre el tema vino a sumarle otro problema a Castillo, que tuvo a varios ministros al borde de la censura del Congreso y hasta investigados por la justicia.

Ayer, la fiscal general Zoraida Ávalos abrió hoy una investigación preliminar contra Ayala y Pacheco, por los presuntos delitos de abuso de autoridad y ascenso ilegal, ambas infracciones previstas y sancionadas en el Código Penal. (Télam)