La ministra de Igualdad española, Irene Montero, agradeció hoy las muestras de apoyo recibidas luego de que una diputada ultraderechista le dijera que su único mérito era haber "estudiado en profundidad" a su marido el líder de izquierda Pablo Iglesias.

"Es una campaña de destrucción personal para deslegitimar la lucha feminista", dijo Montero en una entrevista en la Cadena Ser, luego de haber recibido muestras de solidaridad internas y externas, incluyendo la de los presidentes argentino y chileno.

Montero, del partido Podemos, socio menor del partido socialista PSOE en la coalición de Gobierno española, fue atacada ayer en el Congreso por la diputada Carla Toscana, del partido ultraderechista Vox, con comentarios sexistas.

Toscana la acusó de "libertaria de violadores" y le reprochó que su "único mérito" para ostentar su cargo era "haber estudiado en profundidad a Iglesias", exlíder de Podemos y exintegrante del Gobierno español.

Montero dijo que los comentarios de Toscana la hicieron sentir "emocionada y muy rabiosa".

Montero, de 34 años, aseguró sentirse "arropada" y "con mucha fuerza" pero dijo que, para que la diputada de Vox "pasara ese límite, antes había muchas otras personas que lo estaban rozando".

"Entonces es fácil que alguien se crea que puede saltárselo", dijo la ministra, que, ante esto, ha pedido "reflexionar".

"La violencia política no es que alguien se levante y diga una barbaridad, sino que ha habido durante más de una semana una campaña que, desde sectores incluso progresistas, decían que éramos unas inútiles, que nos manda un macho alfa, que no sabíamos hacer leyes y al final se creen con suficiente legitimidad para pasar ese límite".

Por ello, considera que "ahora, lo importante es preguntarse cómo se ha podido llegar a saltarse ese límite", agregó, informó la agencia de noticias Europa Press.

Iglesias, exsecretario general de Podemos y exvicepresidente del Gobierno, dijo hoy que el ataque a Montero,"no es un hecho aislado".

Es "el resultado de una campaña sostenida de desinformación y contra Montero", dijo en un tuit.

El presidente Alberto Fernández y su par de Chile, Gabriel Boric, mostraron su solidaridad con la ministra.

"La violencia política y machista contra las mujeres es intolerable, y debemos repudiarla con fuerza cada vez que sucede. Toda nuestra solidaridad con la ministra Irene Montero, víctima hoy de crueles ataques", dijo Fernández en Twitter.

Su homólogo chileno calificó a Montero de compañera "incansable en la lucha por mayor justicia e igualdad" y dijo que había sufrido "una nueva asonada de violencia política de la extrema derecha".

"No estás sola Irene", agregó. (Télam)