Decenas de miles de policías fueron desplegados hoy por toda India, en respuesta a las nuevas protestas de los agricultores contra las reformas agrícolas del Gobierno.

En el centro de Nueva Delhi, se cerraron 10 estaciones de subte y miles de policías instalaron barricadas en las principales intersecciones.

Fue en esta zona donde, el mes pasado, una protesta con tractores terminó en enfrentamientos violentos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Los sindicatos agrícolas incitaron a montar barricadas en todo el país. Según medios locales, los agricultores y sus simpatizantes bloquearon autopistas y puestos de peaje en varios estados.

Desde noviembre, decenas de miles de agricultores acampan en la periferia de Delhi, exigiendo la derogación de las reformas encaminadas a liberalizar el mercado de los productos agrícolas que, según ellos, propulsarán al sector de ese país a quedar en manos de grandes conglomerados.

Los agricultores temen que la reforma los deje más pobres, mientras el Gobierno apunta a convertir a India en un economía atractiva para empresas internacionales e inversiones extranjeras.

Tras los enfrentamientos ocurridos en la capital el 26 de enero, los sindicatos de agricultores prometieron que toda nueva acción sería pacífica.

Fuera de Delhi, se ordenaron importantes despliegues de policía en los principales estados agrícolas de Uttar Pradesh, Haryana y Punyab..

"Hay un despliegue de fuerza adecuado en los lugares conflictivos", alrededor de Delhi, dijo a la agencia de noticias AFP Atul Srivastava, portavoz de la policía de Uttar Pradesh.

"Nos aseguraremos de que no haya problemas de alteración del orden público", agregó.

La mayoría de los agricultores en India son pequeños productores: el 68% de ellos posee menos de una hectárea de tierra, y en algunos estados, las familias de agricultores ganan solo 271 dólares en promedio al año.

Muchos expertos en agricultura están de acuerdo en que el sector agrícola indio necesita reformas, pero cuestionan la forma en que el Gobierno introdujo las leyes y la participación empresarial en la agricultura. (Télam)