Miles de personas se manifestaron hoy en la capital de Irán para conmemorar el “Día de Jerusalén" una muestra tradicional de apoyo a los palestinos, en la primera manifestación de este tipo en dos años debido a la pandemia.

"La República Islámica de Irán respalda y apoya la resistencia palestina (...) y condenamos el movimiento traicionero de normalizar las relaciones (con Israel)", dijo en televisión el líder supremo de Irán, el ayatollah Alí Jamenei.

Las declaraciones de la máxima autoridad iraní se produjeron mientras en Jerusalén al menos 42 jóvenes palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, un foco de tensión permanente en el centro de esa ciudad.

Lugar sagrado del Islam y del judaísmo, la Explanada está situada en la parte oriental de Jerusalén, ocupada por Israel desde 1967, y luego anexionada.

La presencia en la Explanada de las Mezquitas durante el ramadán de un gran número de judíos, a los que se les permite visitar el lugar bajo ciertas condiciones y en momentos específicos, pero sin rezar, y el despliegue de las fuerzas de seguridad, fueron calificados como una "provocación" por los palestinos y varios países de la región.

Desde la revolución islámica de 1979, el "Día de Al Qods" (Jerusalén en árabe) tiene lugar cada año el último viernes del ramadán, el mes de ayuno musulmán, en solidaridad con los palestinos.

Los manifestantes corearon “Muerte a Israel” y “Muerte a Estados Unidos”, consignas que se han convertido en tradición en las manifestaciones masivas en Irán desde su revolución, y prendieron fuego a banderas estadounidenses, británicas e israelíes. (Télam)