México recibió parte de un expediente que solicitó a Estados Unidos sobre la desaparición en 2014 de 43 estudiantes en el estado de Guerrero, reveló hoy el presidente Andrés López Obrador.

El mandatario dijo que planteó el pedido a la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, durante una reunión remota que sostuvieron a comienzos de mayo en respuesta al pedido de una comisión de derechos humanos que investiga el resonante caso aún irresuelto que causó enorme impacto nacional e internacional.

"Le pedí a la vicepresidenta que nos ayudara y quiero aprovechar para agradecerle porque ya me mandó parte del expediente; no puedo decir más, pero ya tenemos la respuesta", añadió el gobernante, quien adelantó que Estados Unidos le enviará esta semana el resto del informe.

López Obrador subrayó en su habitual conferencia de prensa diaria que tiene el "compromiso" de esclarecer este caso en el que los estudiantes fueron víctimas de un pacto entre policías y sicarios del crimen organizado y se presume también el involucramiento de miembros de las Fuerzas Armadas.

"En este caso no se actuó adecuadamente, con rectitud. Se mintió y queremos saber dónde están los jóvenes y conocer toda la verdad", agregó el dignatario de tendencia izquierdista, citado por medios locales y la agencia de noticias AFP.

Los 43 estudiantes de magisterio desaparecieron entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en la ciudad sureña de Iguala, en Guerrero.

Aquella ocasión decenas de alumnos de la escuela normal rural de Ayotzinapa se dirigieron a Iguala para tomar micros que querían usar en unas manifestaciones, pero fueron detenidos por policías municipales en combinación con criminales.

La versión del entonces presidente derechista Enrique Peña Nieto (2012-2018) sostenía que el cártel de narcotraficantes Guerreros Unidos había hecho desaparecer a los estudiantes tras confundirlos con integrantes de una banda rival, pero los familiares de los jóvenes rechazaron esa tesis y exigen desde entonces una investigación independiente avalada por expertos internacionales.

Hasta ahora solo fueron identificados los restos de dos de las víctimas, Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y Alexander Mora Venancio, con ayuda de la Universidad austríaca de Innsbruck, donde en febrero pasado fue enviado un paquete con 16 restos óseos para su análisis. (Télam)