México, que ejerce la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), estuvo en comunicación con el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, para ofrecer ayuda humanitaria al país en el marco de recientes protestas por escasez de medicamentos y alimentos, informó hoy el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

"En esa condición de presidencia de la Celac, el día de ayer (lunes 12 de julio) hablé con el canciller, mi homólogo de Cuba, para establecer comunicación y a nombre de toda la comunidad ver lo que se puede hacer, o que es lo que sería más necesario para apoyar desde el punto de vista humanitario a Cuba", dijo Ebrard en conferencia de prensa.

El jefe de la diplomacia mexicana dijo que el contacto con La Habana era "por convicción de la política exterior mexicana y por el rol que México tiene ahora en la presidencia pro tempore de la Celac", informó la agencia de noticias Sputnik.

Ebrad aclaró que las gestiones están en ese nivel de comunicación preliminar y que informará los siguientes pasos "en cuento tengamos más avances".

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó la postura de su gestión, ya expresada el lunes pasado, en contra del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, en declaraciones en la misma conferencia de prensa.

"Ya fijamos nuestra postura, consideramos que no debe haber bloqueo, es muy interesante, porque en Naciones Unidas cuando se trata este asunto, la inmensa mayoría de los pases representados vota en contra del bloqueo, pero es una mayoría muy significativa", dijo el jefe de Estado.

El bloqueo comenzó a principios de los años 1960, después del triunfo de la Revolución Cubana, y fue rechazado en el marco de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con resoluciones aprobadas desde 1994.

López Obrador consideró además que los países que se oponen a que se ponga fin al bloqueo económico de Estados Unidos "deberían de reflexionar sobre eso".

"Porque no se debe aislar a nadie, no se debe cercar a nadie, tiene que haber libertad plena, y no se debe actuar de esa forma, diría que es violatorio de los derechos humanos y contrario a lo que debe ser la fraternidad universal", dijo. (Télam)