El Gobierno de México espera recibir el mes próximo las primeras vacunas contra el coronavirus, desarrolladas por los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán BioNTech, siempre y cuando los procesos de aprobación se cumplan en los plazos previstos.

“Si todo esto sale como hemos dicho y la autoridad regulatoria considera que se puede aprobar, como esperamos que se apruebe en Estados Unidos y en Europa, México estará en diciembre también iniciando su proceso” para aplicar la vacuna, afirmó el canciller, Marcelo Ebrard, en conferencia de prensa.

Pfizer y BioNTech solicitaron el viernes pasado una aprobación de urgencia de su vacuna en Estados Unidos y las autoridades mexicanas esperaban recibir mañana toda la información relativa a ese medicamento, según la agencia de noticias AFP.

Según Ebrard, si no hay contratiempos, la vacuna estará disponible a mediados de diciembre en Estados Unidos y “unos días después” en México, por motivos logísticos y administrativos.

El gobierno mexicano firmó preacuerdos de compra de vacunas con Pfizer/BioNTech, la china CanSino Biologics y la británica AstraZeneca. Esta última, además, envasará en México la vacuna que se producirá en la Argentina y se distribuirá en casi toda América latina.

Con 1.049.358 casos confirmados y 101.926 muertes por la enfermedad, según el último balance oficial, divulgado anoche, México es el undécimo país con más contagios y el cuarto con más decesos desde el comienzo de la pandemia, según la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Pero, sobre todo, tiene una tasa de letalidad de 9,8, la segunda más alta del planeta y que cuadruplica al promedio mundial, y en los últimos días comenzó a mostrar indicios de una nueva oleada de contagios, que llevó a las autoridades de algunas regiones -incluida la Ciudad de México- a reimplantar restricciones a algunas actividades. (Télam)