México sostuvo hoy que la Alianza del Pacífico crecerá con miembros como Ecuador, Costa Rica y Honduras, después de que se cancelara la cumbre del grupo prevista para esta semana porque el Congreso de Perú le impidió al presidente Pedro Castillo viajar para recibir la titularidad temporal.

"Es una alianza que funciona, porque tenemos solicitudes de países para ingresar", dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, al inaugurar la novena Cumbre Empresarial del grupo, prevista en el marco de la suspendida reunión de presidentes, que iba a sesionar hoy y mañana en la capital azteca.

Al encuentro empresarial asisten inversionistas de Colombia, Chile, Perú y México, los países que fundaron el grupo en 2011, además de invitados de las tres naciones en proceso de integración y delegaciones de países observadores, consignó la agencia de noticias Sputnik.

"Ecuador, como ustedes saben, está en proceso (de incorporación), igualmente Costa Rica, que ha hecho valer su intención de integrarse a la Alianza del Pacífico, será motivo de la agenda que vamos a ver; igualmente Honduras, que también nos ha hecho saber el mismo propósito", dijo el jefe de la diplomacia mexicana en un discurso.

Tras la cancelación de la cumbre, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, recibió hoy en Ciudad de México a su par ecuatoriano, Guillermo Lasso, para concretar las negociaciones de un acuerdo comercial entre ambos países.

Tener acuerdos comerciales con sus miembros es un requisito para ingresar al grupo. Ecuador aún tiene pendiente la firma con México, mientras que de forma paralela negocia otro pacto similar con Costa Rica.

La Alianza del Pacífico amplió sus planes desde la Cumbre de Puerto Vallarta de 2018, cuando por primera vez firmó un pacto con el Mercosur, que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Con 50 proyectos de cooperación económica, el número de países observadores del grupo creció a 55 y cuatro potencias comerciales más comenzaron a convertirse en "estados asociados": Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur.

Ebrard apuntó que el grupo es atractivo por su funcionamiento, centrado en el libre comercio y la cooperación económica.

"En las alianzas que no funcionan, nadie quiere entrar, más bien ves cómo quieres salir; es decir, esta alianza funciona y tenemos una gran actividad y un gran número de países observadores", refirió.

El diplomático explicó que los países mencionados tienen diferentes tipos de avances en sus procesos de integración comercial en la zona del Pacífico, lo cual consideró una "buena noticia".

Ebrard dijo que próximamente se conocerá el acuerdo que alcancen los mandatarios de la Alianza para reprogramar la Cumbre, en la que México entregará la presidencia pro tempore a Perú.

"No se realizó porque vamos a tener que ir a Lima, Perú, porque al presidente Castillo no le dieron permiso de salir", por decisión de los legisladores del país andino, concluyó.

López Obrador y su par de Chile, Gabriel Boric, acordaron ayer realizar consultas con Castillo para resolver el traspaso de la presidencia pro témpore.

"La propuesta es hacer una consulta con Castillo y estoy de acuerdo de que Gabriel Boric participe y hable con el presidente del Perú para que vea la forma más conveniente de reunirnos y que sea una reunión con frutos para todos los países, para los pueblos de la Alianza del Pacífico", expresó anoche el gobernante mexicano.

Después de una reunión privada, Boric dijo que Castillo va a estar en Chile la próxima semana, y allí sostendrá una conversación sobre cómo retomar las reuniones presidenciales de la Alianza. (Télam)