La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtió hoy que millones de personas en Ucrania sufrirán algún tipo de impacto en su salud mental por la guerra generada por la invasión rusa, que este viernes cumple 100 días, y afirmó que las consecuencias psicológicas del conflicto "pueden parecer invisibles, pero están ahí".

Los equipos de salud mental de MSF registraron que existen "preocupantes" síntomas de problemas psicológicos por parte de la población.

"Muchos de los niños y niñas que hemos visto y que han experimentado la explosión de una bomba padecen insomnio, se orinan en la cama y tienen pesadillas", explicó la supervisora de salud mental de MSF en Kiev, Oksana Vijivska.

Y sobre los adultos mayores, afirmó que “a menudo se encuentran solas tras verse separadas de sus seres queridos, y están en constante ansiedad y lloran".

Equipos de la organización ofrecieron atención a personas desplazadas en Beregovo, Jarkov, Chernigov, Vinnytsia, Ivano-Frankivsk, Úzhgorod, Kropinitski, Dnipro y Zaporiyia, en muchos casos a quienes están "aislados" y en situaciones vulnerables, como las personas mayores.

"Uno de los problemas que tratamos es el estrés relacionado con el trauma; por ejemplo, los recuerdos de las personas que se esconden en los sótanos durante los intensos bombardeos pueden desencadenarse por palabras, sonidos, olores o escenas que recuerdan el trauma original", relató Vijivska.

En declaraciones que recoge la agencia Europa Press, la profesional indicó que "también hay personas con muchos síntomas relacionados con la ansiedad, como insomnio y preocupación constante por el futuro".

La ONG detalló que en la mayoría de los casos los psicólogos buscan estabilizar a los pacientes identificando los problemas a los que se enfrentan y “posteriormente les ayudan a encontrar mecanismos para afrontarlos".

"Intentamos ayudar a nuestros pacientes a recuperar cierto nivel de control en una situación muy imprevisible e incierta apoyándolos a comprender y expresar lo que sienten. Intentamos tranquilizarlos diciéndoles que el estrés, el miedo, la ansiedad y el insomnio son reacciones normales ante esta situación anormal", aseveró la psicóloga Lina Villa.

Juzgó "de vital importancia que las personas puedan expresar sus sentimientos y emociones tras enfrentarse a situaciones traumáticas".

El psicólogo Valeri Kucheriaviy, que trabaja con MSF en Beregovo, advirtió que muchas personas "tienen problemas para dormir y han empezado a tartamudear".

Para Vijivska, es central “un incremento urgente de los servicios de salud mental en todo el país", por lo que hizo un llamado para que "tanto el sistema nacional de salud como otras organizaciones garanticen que la respuesta a estas necesidades lleguen a las personas más vulnerables”. (Télam)