Médicos y trabajadores sanitarios del departamento boliviano de Santa Cruz cumplían hoy un paro de 24 horas para exigir a las autoridades regionales que impongan un confinamiento "rígido" para frenar la escalada de contagios de coronavirus.

El paro en la capital, Santa Cruz, y otras localidades llega después de que el sindicato Consejo Departamental de Salud (Codesa) no logró arribar a un acuerdo sobre el confinamiento en varias reuniones celebradas con las autoridades.

De este modo, en los hospitales públicos del departamento oriental sólo operaban los servicios de emergencia y no las consultas externas, y se estimaba que cientos de personas no podrán conseguir una cita para ser atendidos.

El Codesa pidió a los trabajadores "acatar el paro disciplinadamente", según un comunicado, informó la agencia de noticias Europa Press.

Junto al confinamiento, el sector sanitario cruceño demanda también contratar recursos humanos para cubrir las bajas médicas causadas por la pandemia y piden medidas sanitarias que protejan a los trabajadores del sector.

Los sanitarios expusieron sus demandas durante estas últimas semanas, pero la Gobernación y la Alcaldía cruceñas no dieron pasos en este sentido.

Santa Cruz concentra la mayoría de los nuevos contagios de Covid-19 en Bolivia.

Ayer, el Ministerio de Salud informó de 617 nuevos positivos en la región -1.464 en total en las últimas 24 horas- y 16 fallecimientos a causa de la enfermedad.

Hasta ahora, las autoridades sanitarias bolivianas contabilizaron más de 218.000 personas contagiadas y más de 10.400 víctimas mortales. (Télam)