El veterano diplomático y excanciller peruano Óscar Maúrtua aceptó volver a ocupar ese cargo en el gobierno de Pedro Castillo, según él mismo informó hoy a la prensa local, aunque aún no hay una comunicación oficial de las autoridades del país.

"Acepté el cargo para servir al país", dijo el excanciller del gobierno de Alejandro Toledo al diario El Comercio, luego que comenzaran a circular los rumores que había sido designado para reemplazar a Héctor Béjar, el primer ministro de Relaciones Exteriores de Castillo que apenas duró 19 días en el cargo y renunció inmerso en una polémica con la Marina y su lucha contra la guerrilla Sendero Luminoso.

Ya a la mañana, durante una visita a un hospital, el presidente Castillo había adelantado que hoy anunciaría a su nuevo canciller: “El día de ayer (jueves) habíamos anunciado que durante el día íbamos a hacer pública la presencia del nuevo canciller. Por tema de una agenda no se ha podido hacer, vamos a cumplir el día de hoy."

Según el diario La República, Maúrtua se reunió poco después, a la tarde, con el jefe de gabinete Guido Bellido, y luego fue el propio exministro el que confirmó la noticia a la prensa.

El mismo medio aseguró que el veterano diplomático juraría en el cargo esta misma noche.

Maúrtua es un abogado con amplia experiencia en el mundo diplomático. Se desempeñó antes como canciller entre agosto del 2005 y julio del 2006 durante el Gobierno de Toledo y no es ajeno a las asunciones un tanto anormales.

En 2006 asumió el cargo para reemplazar a Fernando Olivera, quien renunció el mismo día que fue designado.

En su carrera diplomática, Maúrtua se desempeñó como embajador del Perú en Canadá, Bolivia, Tailandia, y Ecuador, y actualmente es el presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional y, además, integra el Consejo Consultivo de la Presidencia del Poder Judicial.



(Télam)