Harrison Salcedo, uno de los abogados del exvicepresidente Jorge Glas preso por juicios de corrupción cuestionados por el correísmo, murió hoy en un ataque típico de sicarios, según informó la Dirección de Muertes Violentas (Dinased).

"Aproximadamente a las 09 (de la mañana) se registró un asesinato en la intersección de las avenidas República y 6 de Diciembre, norte de Quito, a 50 metros de la Unidad Judicial de Tránsito", informó la Dinased, según reprodujo el diario El Comercio.

El general Manuel Iñíguez, director de la Policía Judicial, dijo que se trató posiblemente de un "sicariato" y agregó que los expertos de criminalística están analizando todas las evidencias.

Según testigos, Salcedo iba conduciendo una camioneta Ford negra y fue acribillado por una o varias personas desde otro vehículo. Tras el impacto de una lluvia de balas, la camioneta del abogado se incrustó contra la valla de cristal de una concesionaria de autos.

El cuerpo sin vida de Salcedo fue encontrado dentro de su vehículo.

Glas fue el segundo vicepresidente del exmandatario Rafael Correa y fue electo como compañero de fórmula de Lenin Moreno en 2017, el delfín del correísmo que una vez en el poder dio un giro de 180 grados, impulsó los juicios contra sus antiguos aliados y asumió una política económica liberal.

El quiebre definitivo fue en octubre de 2017 cuando Glas, por entonces vicepresidente, fue encarcelado, por lo que luego se confirmaría en la justicia como una condena a seis años de prisión por un caso de asociación ilícita relacionada con la red de corrupción latinoamericana protagonizada por la constructora brasileña Odebrecht.

En enero pasado, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador dejó firme otra condena de cárcel contra Glas, esta vez por la adjudicación irregular de contratos para un campo de extracción de petróleo.

Tanto Glas como el resto de la dirigencia correísta rechaza todas las acusaciones de corrupción en su contra y acusa al Gobierno de Moreno y a la Justicia ecuatoriana de perseguirlo con procesos irregulares calificados como "lawfare". (Télam)