Un guarda de seguridad del asentamiento israelí de Tekoa, en Cisjordania, mató anoche a un palestino que entró en la comunidad con un cuchillo en una mano, informó el Ejército israelí, luego de que en otros episodios un palestino hiriera con un arma blanca a un policía israelí en Jerusalén oriental y otro palestino fuera asesinado por tropas israelíes sin que se conocieran las circunstancias del suceso.

"Un terrorista armado con un cuchillo entró en la comunidad y un civil lo detuvo disparándole", dijo el comunicado militar.

El sospechoso fue identificado por el Ministerio de Salud palestino como Muatasem Atallah, de 17 años, de Harmala, un pueblo adyacente a Tekoa, .

Poco después el movimiento islamista Hamas, gobernante de facto en Gaza, dijo que el joven pertenecía a sus filas.

Un gran número de fuerzas del Ejército israelí rastrearon la zona buscando otros posibles sospechosos.

Las sirenas sonaron en el asentamiento y se les pidió a los residentes permanecer en sus casas y cerrar las puertas, recogió la agencia de noticias Sputnik.

Todo sucedió poco tiempo después de que un palestino, quien aparentemente había entrado en Israel desde la Cisjordania ocupada, apuñalara a un agente de la Policía en el cuello en la Puerta de Damasco, en Jerusalén oriental.

Ayer por la tarde tropas israelíes abrieron fuego y mataron a un palestino desarmado que intentaba cruzar la valla de seguridad en el norte de Cisjordania.

El Ministerio de Salud palestino lo identificó como Mahmud Sami Khalil Aram.

Las tensiones entre Israel y los palestinos registraron un aumento pronunciado en los últimos meses, en el contexto de varios ataques palestinos en Israel y Cisjordania que ya dejaron 19 israelíes y 27 palestinos muertos desde el 22 de marzo. (Télam)