Las protestas contra un polémico proyecto de ley de seguridad en Francia, que derivaron en enfrentamientos entre policías y manifestantes, dejaron al menos 62 uniformados heridos y 81 civiles detenidos, informaron hoy fuentes oficiales citadas por la prensa local.

De los policías, 23 resultaron heridos en París y los otros 39, en diversas ciudades del resto del país, dijo la televisora BFMTV sobre la base de fuentes del Ministerio del Interior.

Asimismo, los informantes reportaron 81 detenidos luego de que el viernes fueran arrestados otros 46 manifestantes, según la agencia de noticias Sputnik.

Más de 130.000 personas protestaron ayer en toda Francia -46.000 de ellas, en París- contra el proyecto de ley de seguridad global aprobado la semana pasada por la Asamblea Nacional (parlamento).

La iniciativa postula multa o prisión de un año a quienes difundan imágenes u otros elementos que permitan identificar a policías en el cumplimiento de sus funciones con el fin de “atentar contra la integridad física o mental” de los uniformados.

El proyecto generó una fuerte crítica por parte de periodistas que temen que se les prohíba filmar o fotografiar las acciones de la policía durante las protestas, restringiendo la libertad de los medios de comunicación. (Télam)