Más de 150 sitios culturales fueron parcial o totalmente destruidos en los casi cuatro meses de guerra en Ucrania, informó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Entre los 152 sitios afectados "hay 70 edificios religiosos y 30 históricos, 18 centros culturales, 15 monumentos, 12 museos y siete bibliotecas", detalló la Unesco en un comunicado.

Tres provincias concentran las tres cuartas partes de los daños producidos desde el 24 de febrero, fecha en que comenzó la invasión rusa: las orientales Donetsk, con 45 lugares, y Jarkov, con 40 y la norteña Kiev, con 26, según la organización de la ONU. 

"Hay que poner fin a estos repetidos ataques a los sitios culturales ucranianos", declaró Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, en un comunicado, informó la agencia de noticias AFP. 

"El patrimonio cultural, en todas sus formas, no debe ser objeto de ataques bajo ninguna circunstancia", agregó.

A mediados de abril, Lazare Eloundou Assomo, director del Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco, ya había informado que un centenar de lugares habían sido dañados o destruidos, entre ellos monumentos históricos, algunos de los cuales se remontan a los siglos XI y XII y otros de arquitectura de la época soviética. 

Ucrania y Rusia, signatarios de la Convención de La Haya de 1954, tienen la obligación de proteger el patrimonio cultural en caso de conflicto armado, dijo Azoulay. 

Los siete sitios ucranianos del patrimonio mundial, entre los que se destacan la catedral de Santa Sofía, en Kiev, el centro histórico de Lvov y el Arco geodésico de Struve, no han sufrido daños hasta la fecha, según la organización de la ONU. (Télam)