La diputada francesa Marine Le Pen consideró hoy que el Gobierno de Emmanuel Macron tiene una postura "hipócrita" en el cruce diplomático con Italia por los permisos para desembarcar de los barcos que rescatan personas en las aguas del Mediterráneo.

"Encuentro hipócrita al Gobierno francés porque evoca razones humanitarias, pero en 2018 el barco Aquarius fue rechazado por Francia y obligado a navegar hasta Valencia", planteó hoy la política de ultraderecha en una entrevista con el diario italiano Corriere della Sera.

La crítica de Le Pen a Macron se da en el marco de las tensiones entre Roma y París por los permisos para desembarcos a las ONGs que rescatan náufragos en altamar. Italia anunció que solo permitirá que bajen en los puertos enfermos, niños y mujeres, mientras que Francia autorizó recién esta semana la primera llegada en la época reciente de un barco humanitario a uno de sus puertos con 234 personas, de las que ya anunció que expulsará a 40.

Por otro lado, Italia denunció que el resto de Europa la obliga a hacerse cargo de la mayoría de las personas que desembarcan en sus puertos y explicitó a través de su premier Giorgia Meloni que de un acuerdo inicial para que el continente aceptara a 8.000 de los 90.000 inmigrantes llegados a su territorio, solo fueron repartidos 117, de los que 38 fueron a Francia.

Para Le Pen, en ese contexto, "las acusaciones de los gobernantes franceses a Italia son profundamente injustas y revelan un rechazo de la democracia: los italianos eligieron a Meloni, notoriamente contraria a la inmigración clandestina anárquica que las ONGs buscan imponernos", bramó la política ultraderechista.

Según la diputada francesa, el endurecimiento de la política migratoria italiana que dispuso Meloni con su llegada al Gobierno a fines de octubre "no hace más que respetar la voluntad del pueblo italiano".

En las últimas horas, en sintonía con los reclamos del Vaticano, el Gobierno italiano reclama que haya una coordinación europea en la gestión migratoria para que no sean los países de primera línea mediterránea (España, Italia, Grecia y Chipre) quienes se hagan cargo de la acogida de todos los náufragos. (Télam)