La líder del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, candidata a las elecciones presidenciales del 11 de abril en Perú, adelantó hoy que basará su propuesta de gobierno en ejercer el cargo con "mano dura".

"No hay mejor ejemplo de un gobierno eficiente que el de una madre que saca adelante a sus hijos con amor y con firmeza porque lo que más amamos es lo que más cuidamos", fue el argumento que expresó en un video para justificar su postura, la misma que impuso su padre Alberto en sus 10 años de gestión como mandatario (1990-2000).

Keiko, de 45 años, sostuvo que gobernar "con mano dura" constituye un "principio de autoridad que podrá salvar a las familias peruanas", informó la emisora RPP, replicada por la agencia de noticias Europa Press.

Fujimori remarcó que esa misma iniciativa es la que seguirá ante cualquier desafío que se presente, desde la inseguridad hasta la pandemia de coronavirus.

"La democracia no puede ser débil, debe sustentarse en un sólido principio de autoridad; lo que se requiere es una democracia fuerte que se haga respetar", insistió.

Keiko reveló días atrás que de alzarse con la Presidencia indultará a su anciano padre (82 años), condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad y corrupción, entre otros cargos.

La que fuera derrotada en segunda vuelta las dos veces que fue candidata a presidenta (en 2011 y 2016) se encuentra a la espera de ser juzgada por el caso Lava Jato en el que se la acusa de haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

La dirigente estuvo en prisión preventiva hasta mayo de 2020 y puesta en libertad bajo fianza -y con obligación de comparecer periódicamente ante los tribunales- tras expresar su temor a contagiarse de coronavirus durante su tiempo en la cárcel.

Según las encuestas de intención de voto, la candidata derechista sería la segunda en preferencia con apenas 8% de respaldo, un punto más que en diciembre y por detrás del exfutbolista George Forsyth, del centrista Restauración Nacional.

El tercer lugar se lo disputan la izquierdista Verónika Mendoza (Nuevo Perú) y el liberal de centro Julio Guzmán (Partido Morado), ambos con 7% en unos comicios que la ciudadanía observa con indiferencia.

Perú, golpeado por una devastadora pandemia de coronavirus que ya hizo colapsar su sistema sanitario y sumido en una grave crisis política, cuenta con un gobierno de transición encabezado por el presidente interino Francisco Sagasti. (Télam)