Un grupo de manifestantes antirrestricciones abrió fuego contra policías y gendarmes durante unas protestas contra las medidas sanitarias para prevenir el coronavirus en el departamento francés de ultramar de Martinica, informó hoy el canal de televisión BFM TV.

La Policía informó que en la protesta, que se desarrolló anoche, los participantes usaron balas reales por segundo día consecutivo.

El lunes, más de 1.300 personas salieron a las calles en ese territorio para expresar su rechazo ante las medidas sanitarias relacionadas con la pandemia de coronavirus.

Por otra parte, ese mismo día el presidente francés, Emmanuel Macron, hizo referencia a las protestas en Guadalupe, catalogando la situación allí de muy explosiva e instando a los residentes de ese territorio francés de ultramar a "no ceder frente a la mentira y la manipulación de esta situación por parte de algunos".

Un movimiento de protesta contra la obligación del personal sanitario y cuidados a vacunarse, que se convirtió en una crisis social agravada por numerosos incidentes, sacude esta isla francesa de las Antillas, donde el Gobierno envió refuerzos para restablecer el orden, reseñó la agencia de noticias Sputnik.

El Ejecutivo envió 200 policías y gendarmes, así como 40 miembros de unidades de élite que se sumaron a los 2.250 ya desplegados para contener la situación.

Click to enlarge
A fallback.

El sábado, decenas de personas protestaron y levantaron barricadas pese al toque de queda que rige en el territorio.

El 12 de julio pasado, Macron declaró que, a partir de agosto, en el país sería obligatorio presentar un pase sanitario en los hospitales, restaurantes, centros comerciales y en algunos medios de transporte.

Esas medidas se completaron dos meses después con la aprobación de la vacunación obligatoria contra el coronavirus para varias categorías de trabajadores, incluido el personal médico, que a partir del 15 de septiembre no podría ejercer su labor ni recibir el sueldo sin ser antes vacunado. (Télam)