Maestros enrolados en la Unión Nacional de Educadores (UNE) de Ecuador hicieron hoy una ofrenda con sangre frente a la sede de la Corte Constitucional, en Quito, en el décimo cuarto día de la huelga de hambre que cumplen en reclamo de una equiparación salarial.

"Hacemos esta ofrenda para exigir que los jueces de la Corte Constitucional (CC) fallen sin agachar la cabeza, con independencia del Ejecutivo, en la legal y justa equiparación salarial para el magisterio", explicó el titular de la UNE de Pichincha (cuya capital es Quito), Klever Hidalgo.

Seis hombres y dos mujeres fueron hasta el frente de la CC acompañados de enfermeras, quienes sacaron sangre de sus brazos con jeringas.

Sobre una tela blanca dejaron caer la sangre mientras otro grupo coreaba consignas como "Jueces, escuchen, la UNE está en la lucha; adelante, adelante, magisterio; unidos, unidos venceremos".

El gremio busca un pronunciamiento de la CC sobre las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (Loei) objetada totalmente por el presidente, Guillermo Lasso, el 13 de abril.

Esa ley contempla la equiparación salarial que permite el incremento, de 817 a 986 dólares, de la remuneración mensual básica para los profesores.

Son 14 los maestros que cumplen desde el 2 de mayo la huelga de hambre, a la que se sumó hoy la presidenta nacional de la UNE, Isabel Vargas. Los huelguistas están sobre colchones debajo de carpas instaladas frente a la CC.

Otros 15 maestros cumplen idéntica medida en la plaza San Francisco del centro de Guayaquil.

Vargas, anunció para los próximos días nuevas medidas de hecho, además de la huelga de hambre y las movilizaciones, reportó la agencia Sputnik.

La CC, que tiene hasta el 23 de este mes para resolver sobre las reformas a la Ley de Educación, escuchó el jueves último a representantes del Ejecutivo, del Legislativo y de los docentes. (Télam)