Irán y Venezuela firmaron hoy un acuerdo de cooperación por 20 años en diversos campos, durante una visita del presidente venezolano Nicolás Maduro a Teherán, informó la prensa local.

La suscripción del pacto "muestra la determinación de los altos funcionarios de los dos países de desarrollar las relaciones en diferentes campos", dijo el presidente iraní Ebrahim Raisi, en una declaración a la prensa junto a su homólogo venezolano, informó la agencia de noticias AFP citando a la televisión pública local.

El documento, del que no se suministraron detalles, fue firmado por los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países.

Según la agencia oficial iraní IRNA, los ministros "firmaron acuerdos de cooperación en los ámbitos político, económico, turístico, petrolero y petroquímico".

Maduro, quien aseguró que los dos países comparten una "amistad indestructible", celebró el haber alcanzado acuerdos de cooperación en los ámbitos petrolero, gasífero y petroquímico, "a nivel financiero, con el Banco Nacional de Desarrollo Irán-Venezuela" y también en el sector de la defensa.

En concreto, Maduro se refirió al "milagro económico" iraní en la producción de alimentos pese a las sanciones internacionales, del que Venezuela puede inspirarse.

"Incluso crearon tecnologías para producir alimentos en zonas desérticas", citó.

Maduro explicó que su Gobierno desea "profundizar la cooperación tecnológica con Irán para producir más alimentos en Venezuela", donde aseguró que hay 33 millones de hectáreas de tierras cultivables.

Hay que "aprender de esta experiencia impresionante de Irán para seguir elevando la producción alimentaria con recursos propios en tierra venezolana", dijo el mandatario.

En ese sentido, mencionó que se acordaron "proyectos conjuntos para producir alimentos en Venezuela y exportar a Irán" y a otros países de la región, sin entrar en detalles.

Además, anunció que el próximo 18 de julio volverá a operar un vuelo Caracas-Teherán, algo anticipado ayer en su primer día en Teherán.

"Venezuela está abierta a recibir el turismo de Irán para que vayan a disfrutar de la belleza del Caribe, de los Andes, de Amazonia", dijo.

Junto a Rusia, China, Cuba y Turquía, Irán es uno de los principales aliados de Venezuela. Y, al igual que Caracas, está sometido a duras sanciones por parte de Estados Unidos.

Las relaciones bilaterales entre estos dos productores de petróleo ya eran estrechas durante la presidencia del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y se reforzaron aún más con Maduro.

En mayo, el ministro de Petróleo de Irán, Javad Owji, se reunió con Maduro durante una visita oficial a Venezuela, que cuenta con las mayores reservas probadas de crudo del mundo.

En 2020, Teherán envió a Venezuela, país con las mayores reservas de crudo del mundo, buques cargados de nafta y derivados, en medio de la aguda escasez de combustible debida a una brutal caída en la producción de petróleo.

El presidente venezolano aseguró en Irán que "Venezuela pasó años duros, turbulentos, producto de las agresiones del imperialismo".

"Pero Venezuela resistió, contuvo la agresión y entró en una etapa de recuperación real y verdadera", celebró.

Raisi, por su parte, elogió la "determinación del pueblo, los responsables y el presidente de Venezuela que permitieron al país resistir a las sanciones".

"Hoy, el país (Venezuela) deja atrás la hiperinflación y comienza el crecimiento económico. Es una buena señal, que muestra que la resistencia funciona y obligará al enemigo a replegarse en retirada", dijo el dirigente iraní.

Irán es el tercer país que visita Maduro esta semana en el marco de su gira por Eurasia, que lo llevó antes a Turquía y Argelia.

La gira transcurre en la misma semana en que se celebró la Cumbre de las Américas, de la que Venezuela fue excluida por Estados Unidos, junto con Nicaragua y Cuba. (Télam)