El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió hoy al fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, encargado de decidir si abre una investigación formal contra este país por presuntos crímenes contra la humanidad durante su gobierno, en especial en las protestas antigubernamentales de 2017.

Khan, que llegó a Caracas ayer por invitación de la fiscalía venezolana y permanecerá allí hasta el miércoles próximo, se reunió con el mandatario en el palacio presidencial de Miraflores, según imágenes transmitidas por la televisora estatal VTV.

Maduro "agradeció al fiscal haberse abocado a conocer en profundidad el caso Venezuela y su voluntad de reunirse in situ con las autoridades nacionales, en el espíritu de cooperación con la CPI", afirmó el gobierno venezolano en un comunicado, según la agencia de noticias AFP.

La CPI, con sede en La Haya, Países Bajos, abrió en 2018 una investigación preliminar por supuestos abusos de derechos humanos por parte del gobierno de Maduro, especialmente por la violenta represión de las protestas antigubernamentales de 2017 en las que murieron cerca de 100 personas.

La antecesora de Khan, Fatou Bensouda, aseguró que existía "base razonable" para creer que se cometieron crímenes contra la humanidad y habló de una "inacción" de las autoridades de Venezuela para investigarlos.

Khan deberá decidir si pide a los jueces abrir una investigación completa al respecto, lo que podría implicar cargos criminales contra individuos vinculados a esa represión, aunque un hipotético juicio podría tardar años en llegar.

Click to enlarge
A fallback.

De acuerdo con la información brindada la semana pasada por la oficina del fiscal de la CPI, la agenda contempla reuniones con "las autoridades, el poder judicial y representantes del cuerpo diplomático, así como con organizaciones de la sociedad civil y no gubernamentales".

Hasta esta noche no había precisiones sobre si Khan se reuniría con el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y otro medio centenar de gobiernos.

"Los venezolanos buscamos justicia porque en nuestro país está denegada y secuestrada por la dictadura", tuiteó Guaidó, y calificó la visita de "histórica".

"Sabemos de la seriedad del Fiscal, espero que pueda reunirse con las víctimas de las atrocidades de la dictadura y sus familias. Confiamos en que prevalecerá la justicia. Solo eso garantiza la no repetición de los hechos y la reconciliación de la sociedad, para sanar las heridas", agregó.

La justicia venezolana imputó y condenó a efectivos de las fuerzas de seguridad por muertes durante las protestas de 2017, aunque sus detractores consideran que estas acciones se tomaron para evitar un proceso en la CPI.

En los últimos días, se registraron pequeñas manifestaciones de activistas en Caracas que pedían al fiscal atender denuncias de víctimas de violaciones de derechos humanos en el país. (Télam)