El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que a partir del segundo cuatrimestre de este año comenzará el proceso de vacunación contra el coronavirus a toda la población, aunque sostuvo que el país es perseguido con el objetivo de impedir la compra de inmunizadores.

"La persecución que le hacen hoy a nuestro país para comprar una medicina en el mundo, para mover un dólar, para comprar las vacunas, la persecución que nos hacen para que no podemos comprar las vacunas, el mundo debe saberlo y debe reaccionar frente a tanta ignominia", declaró el mandatario en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno.

Durante su discurso televisado, Maduro comparó los hechos ocurridos durante las batallas por la independencia de Venezuela, que se desarrollaron a partir de 1810, con los que se registran actualmente en medio del bloqueo económico que sufre su país, como las acciones de Estados Unidos "que buscan impedir que un nuevo modelo económico se consolide en América latina".

Venezuela registra una ola creciente de casos y muertes por coronavirus en los últimos días, que elevaron a 169.074 el total de contagios y a 1.693 el de muertes desde que comenzó la pandemia, según datos oficiales.

El país rompió el domingo el récord de casos diarios al reportar 1.786 nuevos contagios, después de que registró en marzo 21.381 contagios, casi el doble de febrero, que cerró con 12.189.

Venezuela, con 30 millones de habitantes, inició su campaña de vacunación en marzo, que abarca de momento a personal de salud, maestros y autoridades, aplicando la vacuna rusa Sputnik V y la de la farmacéutica china Sinopharm.

"Venezuela tendrá su proceso de vacunación para toda la población a partir del segundo cuatrimestre del 2021", anunció hoy la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y destacó que están haciendo todas las gestiones para lograr la inmunidad masiva de todo el pueblo, porque "no podemos repetir ese esquema de los países ricos donde solo se pueden vacunar los que tienen dinero".

"Venezuela participa del modelo de acceso universal y gratuito a la salud y así va a hacer también con el proceso dela vacunación, garantizar la vacunación masiva a nuestro pueblo.

Ahí están concentrados los esfuerzos", afirmó, citada por la agencia de noticias ANSA.

La vicepresidenta destacó que desde el año pasado se iniciaron las gestiones para la participación del país en el Covax, el programa respaldado por la ONU que tiene como objetivo llevar vacunas a algunos de los países más pobres, tras ser aprobado un acuerdo legislativo con la oposición que permite liberar fondos que el país tiene bloqueado en el exterior por las sanciones para iniciar el financiamiento de 12 millones de vacunas para unos seis millones de personas, a través del este mecanismo.

Sin embargo, dijo que la vacuna británica AstraZeneca no será aplicada en el país, objeto de una controversia por su posible relación con los coágulos sanguíneos en personas que la recibieron

"Hoy nuevas noticias 19 fallecidos en el Reino Unido por el efecto de esta vacuna y la recomendación seria, profesional de nuestros científicos ha sido no aceptar esta vacuna, que no se aplique porque significa riesgo para la población", enfatizó.

Más de 200 millones de personas en al menos 111 países recibieron la vacuna de AstraZeneca desarrollada por el laboratorio sueco británico y la universidad de Oxford.

Varios países ya impusieron límites sobre quién puede recibir esa vacuna, que es más barata y más fácil de almacenar que muchas otras, es fundamental para las campañas mundiales de inmunización y es un pilar del programa Covax. (Télam)