El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó hoy su esperanza de que más allá de quien gane la segunda vuelta por la jefatura del Estado de Colombia los dos países puedan tener “relaciones de paz y cooperación”.

"La paz y la hermandad es lo que queremos con Colombia; gane quien gane la Presidencia en Colombia queremos paz y cooperación con Colombia y lo lograremos", afirmó Maduro, que hace meses busca la "normalización" de las relaciones.

El mandatario volvió a subrayar, además que en Venezuela viven seis millones de colombianos, una cifra cuestionada por asociaciones colombianas.

Maduro evitó definir si apoya a algún candidato para el balotaje, pero insistió en la "hermandad" con Colombia, según la agencia de noticias AFP.

El país vecino resolverá el 19 de junio entre el izquierdista Gustavo Petro y el populista de derecha Rodolfo Hernández quien reemplazará a Iván Duque, y los dos manifestaron, con matices, su intención de retomar relaciones con Venezuela.

Hace días, Hernández dijo que “las relaciones consulares son necesarias para una buena circulación, intercambio tanto comercial como de turismo y también porque la frontera es donde más también se está sintiendo el incremento de la violencia” de su país.

Y el 6 de mayo, en un acto en Cúcuta, en la frontera, también Petro anunció que si gana retomarás las relaciones.

Caracas y Bogotá tienen vínculos tirantes desde hace años. En 2015, el gobierno de Maduro ordenó cerrar la frontera tras denunciar una "emboscada" a militares venezolanos, lo que cortó el flujo comercial entre ambos países, que comparten una extensa frontera terrestre de unos 2.200 kilómetros.

En octubre último, Venezuela anunció la "apertura comercial" de su frontera en el estado Táchira, aunque el paso se mantiene restringido y se endurece según las tensiones entre ambos gobiernos.

Este paso binacional, el más importante del país, fue cerrado en febrero de 2019 tras un fallido ingreso de ayuda humanitaria encabezado por el líder opositor Juan Guaidó, a quien el gobierno de Duque reconoce –igual que otros varios países- como presidente encargado de Venezuela.

Maduro denunció entonces el hecho como un intento de "invasión" extranjera, rompió relaciones diplomáticas con Bogotá por su reconocimiento a Guaidó y cortó incluso el paso peatonal.

Hoy, Duque desatacó que Colombia alcanzó un millón de tarjetas de protección entregadas a migrantes venezolanos con el Estatuto Temporal de Protección creado hace un año.

“Hoy Colombia marca un hito histórico en la política migratoria mundial. Ya un millón de personas con esa tarjeta pueden acceder al Sisbén, al sistema de salud, abrir una cuenta, comprar una vivienda; pueden ser visibles ante la sociedad colombiana”, remarcó Duque, según relató en sus redes sociales.

Para el jefe del Palacio de Nariño, la cifra debe ser una “referencia mundial” que permita visualizar “como la fraternidad ha motivado esta gran política pública de Colombia”.

El mandatario explicó que hace un año se inició “un proceso sin precedentes, humanitario, para que 1.800.000 de hermanos y hermanas venezolanas contaran con ese Estatuto de Protección Temporal por diez años, de tal manera que pudieran insertarse a la actividad productiva del país, acceder a bienes y servicios, y a toda suerte de derechos”.

Destacó que, “aparte de este millón de tarjetas, otros cerca de 800 mil migrantes ya tienen el reconocimiento biométrico y están en el proceso de diligenciamiento del documento”. (Télam)