El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy una serie de medidas económicas destinadas a ayudar a trabajadores y empresas pequeñas y medianas en medio de la "radicalización" de la cuarentena ante el aumento de contagios de coronavirus.

"He firmado el decreto, que será publicado, para extender hasta el mes de septiembre de este año la prohibición de ejecutar garantías de créditos" y "la prohibición de reclasificar el riesgo crediticio", dijo Maduro en un mensaje emitido por la televisora estatal VTV.

También dispuso "la prohibición expresa y absoluta de desalojos forzosos para proteger a la familia, a emprendedores y pequeños comerciantes", según la agencia de noticias Sputnik.

El mandatario afirmó que las microempresas que se hayan creado o se creen durante este año no pagarán las tasas del Servicio Autónomo de Registros y Notarías ni de registro mercantil, con el objeto de facilitar su puesta en marcha.

Agregó que las empresas que facturen menos de 22.516 dólares al año no pagarán impuestos sobre la renta siempre que cumplan con la declaración de sus ingresos.

Asimismo, sostuvo que más de 15 millones de ciudadanos recibirán pagos extra de un programa social llamado "Quédate en casa", que incluye a 2,1 millones de empleados privados y a cuatro millones de cuentapropistas.

Maduro dijo además que tiene previsto firmar un decreto que extenderá la inamovilidad laboral para todos los trabajadores, estatales y privados, hasta el 31 de diciembre de 2022.

Venezuela acumulaba desde el comienzo de la pandemia 167.548 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 1.678 personas murieron por la enfermedad, y en las últimas dos semanas se duplicó la cantidad de nuevos contagios y de fallecimientos, según los últimos datos oficiales. (Télam)