El presidente francés, Emmanuel Macron, y el del Gobierno español, Pedro Sánchez, coincidieron hoy en que Europa tiene que dar una respuesta "muy proactiva" al plan masivo de inversión impulsado por el presidente estadounidense, Joe Biden, para afrontar el cambio climático.

"Ambos somos conscientes de que hay que reaccionar de una forma muy proactiva" a esos subsidios, criticados por su carácter proteccionista, dijo Macron en una conferencia de prensa conjunta tras una cumbre bilateral en Barcelona.

De lo contrario, se podría producir la "desindustrialización de Europa", destacó de su lado Sánchez.

"Europa está en un momento crítico por la guerra (en Ucrania), pero también por decisiones comerciales que están tomando aliados de Europa, como es el caso de Estados Unidos", continuó Sánchez, informó la agencia de noticias AFP.

Bruselas observa con preocupación desde hace meses los efectos de la Ley de Reducción de la Inflación (IRA, por sus siglas en inglés), un plan de unos 420.000 millones de dólares impulsado por el presidente estadounidense, Joe Biden, para afrontar el cambio climático, firmado en agosto.

Este plan prevé, entre otras medidas, subvenciones que favorecen a las empresas implantadas en Estados Unidos, especialmente en los sectores de los vehículos eléctricos o de las energías renovables.

La Unión Europea teme una fuga de estas empresas más allá del Atlántico.

Emmanuel Macron está maniobrando para convencer a sus socios de la importancia de adoptar por igual un plan europeo masivo.

Se espera que el mandatario galo hable de ello también con el canciller alemán, Olaf Scholz, el domingo. (Télam)