El presidente francés, Emmanuel Macron afirmó que está dispuesto a hablar nuevamente con su par ruso, Vladimir Putin, sobre la seguridad en las centrales nucleares ucranianas e insistió en la necesidad de presionar a Moscú para que vuelva a la mesa de negociaciones, según informaron hoy medios franceses.

"Volveré a hablar al presidente Putin después de charlar con el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (el argentino Rafael Grossi), en especial sobre el tema nuclear civil", dijo el mandatario galo en una entrevista al canal TF1 desde Nueva Orléans, donde culminó su visita de tres días a Estados Unidos.

Macron subrayó la importancia de "proteger" la central de Zaporiyia, la más grande de Europa, que se encuentra bajo el control de las tropas rusas desde marzo y es objeto de múltiples bombardeos de los que Kiev y Moscú se acusan mutuamente.

Además, expresó que el desafío de las próximas semanas será reforzar la ayuda militar a Kiev para "evitar una escalada" y "preparar el diálogo para el día en que todo el mundo se siente a negociar".

Una visión, que explicó, comparte con Washington y de la que hablaron en profundidad con su homólogo estadounidense, Joe Biden, durante su visita de Estado al país.

"Seguir ayudando a Ucrania a resistir frente a los bombardeos de sus infraestructuras civiles (...) y hacer todo para presionar a Rusia para que vuelva a la mesa de negociaciones", precisó.

En ese sentido, insistió en la necesidad de preparar con Biden "la arquitectura de seguridad con la que queremos vivir mañana" y consideró que la ampliación de la OTAN sería uno de los temas a abordar en el diálogo por la paz.

El líder galo se refirió a los temores manifestados por el Kremlin sobre el hecho de que "la OTAN llegue hasta su puerta" y explicó que deseaba brindar una "garantía para su propia seguridad a Rusia cuando vuelva a la mesa" de negociaciones.

Sin embargo, destacó que corresponde al pueblo ucraniano "decidir por sí mismo bajo qué condiciones, cómo, cuándo" encarar las conversaciones: "No depende de nosotros", sentenció.

Entre tanto, repitió que su país seguirá ayudando a Ucrania y, para ello, organizaron junto al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, una conferencia internacional en París el 13 de este mes.

También persistirá con el apoyo militar, agregó, pero con los mismos límites que él se ha fijado desde el comienzo de la guerra: no debilitar las capacidades del Ejército francés y no entregar armas que puedan servir para atacar a Rusia. (Télam)