El presidente de Francia, Emmanuel Macron, otorgó hoy a su homólogo egipcio, Abdel Fatah al Sisi, la más alta condecoración francesa durante la visita de este último a París.

Lo confirmó un funcionario galo después de que el Gobierno egipcio difundiera imágenes de la ceremonia.

Numerosos activistas franceses que habían advertido previamente a Macron de que no extendiera la alfombra roja a Al Sisi ya estaban furiosos por la negativa del líder francés a condicionar la profundización de los lazos de defensa y comerciales con Egipto al respeto de los derechos humanos.

Macron condecoró a Al Sisi con la Gran Cruz de la Legión de Honor, confirmó un funcionario del Palacio del Elíseo, quien añadió que el gesto era parte del protocolo de cualquier visita de Estado.

"La concesión de condecoraciones es uno de los elementos tradicionales de las visitas de Estado", añadió una fuente diplomática francesa -a la agencia de noticias AFP- que pidió mantener el anonimato.

"Y como son jefes de Estado, reciben la más alta distinción", precisó la fuente.

Las imágenes de la ceremonia fueron publicadas únicamente por la Presidencia egipcia. Fue la delegación egipcia la que filmó el evento, según publicaron medios galos.

La ceremonia no figuraba en la agenda oficial del presidente Macron, que es enviada semanalmente a la prensa, y tampoco la cena ofrecida en honor a Al Sisi.

Los activistas habían expresado su malestar por la visita de tres días de Al Sisi que finalizó el martes, diciendo que Francia debería hacer más para aumentar la presión por los aproximadamente 60.000 prisioneros políticos que hay actualmente en Egipto. (Télam)