El presidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT) viajó esta mañana a Boa Vista, en estado de Roraima, para acompañar el trabajo de los Ministerios de los Pueblos Indígenas y de Salud en la Tierra Indígena Yanomami, luego de que anoche el Ministerio de Salud declarara la emergencia sanitaria para atender a la población de ese lugar.

El Ministerio de Salud declaró anoche una emergencia de salud pública para atender la falta de atención médica de las poblaciones en el territorio yanomami. Desde el último lunes, los técnicos de Salud rescataron al menos ocho niños yanomami en estado grave, informó el portal de noticias G1.

Lula también decretó la creación del Comité Nacional de Coordinación, para discutir y adoptar medidas en articulación entre los poderes para brindar asistencia a esta población. El plan de acción deberá ser presentado dentro de los cuarenta y cinco días, y el comité funcionará por 90 días, los cuales podrán ser prorrogados.

La visita de Lula a Roraima, estado amazónico fronterizo con Venezuela, es también un viejo deseo de los líderes indígenas que participaron en los grupos técnicos del gabinete de transición del Partido de los Trabajadores (PT).

“Buenos días. Llego esta mañana a Boa Vista y visitaré el hospital indígena y la Casa de Apoyo a la Salud Indígena, donde hablaré con los profesionales de la salud y el pueblo yanomami. Uniremos esfuerzos para garantizar la vida y superar esta crisis”, declaró anoche el presidente en redes sociales.

El balance que hacen los diputados es que la situación sanitaria en el territorio se encamina hacia una “crisis humanitaria” –debido al aumento de casos de desnutrición infantil y al avance de la minería ilegal en la región.

“Recibimos información sobre la absurda situación de desnutrición de los niños Yanomami en Roraima. [...] Viajaré al estado para ofrecer el apoyo del gobierno federal y, junto con nuestros ministros, actuaremos para garantizar la vida de los niños yanomami”, escribió Lula ayer.

Junto a Lula viajan a Roraima los ministros Wellington Dias (Desarrollo Social); Nísia Trindade (Salud); Sonia Guajajara (Pueblos Indígenas); Flávio Dino (Justicia); José Mucio (Defensa); Silvio Almeida;(Derechos Humanos); Márcio Macêdo (Secretario General); General Gonçalves Dias (Oficina de Seguridad Institucional) y el comandante de la Fuerza Aérea, Marcelo Kanitz Damasceno.

En la delegación también deben participar el gobernador de Roraima, Antonio Denarium (Partido Progresistas) , y el secretario de Salud Indígena del Ministerio de Salud, Weibe Tapeba.

El presidente tiene previsto anunciar antes del mediodía acciones de emergencia para la población yanomami.

Datos de la Secretaría Especial de Salud Indígena (Sesai), obtenidos a través de la Ley de Acceso a la Información (LAI), muestran que, aún en 2021, el 56,5% de los niños monitoreados por el gobierno en el territorio yanomami presentaban desnutrición aguda -cuando se mide el peso-. considerado bajo o muy bajo para la edad.

El territorio, que es el resguardo indígena más grande del país, registró en los últimos cuatro años avances en minería ilegal y alertas de muertes por falta de atención médica y desnutrición.

En 2022, el Ministerio Público Federal (MPF) incluso recomendó que Salud interviniera en uno de los distritos de salud locales.

Según el Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonía (IPAM), al menos el 56% de la población total de la Tierra Indígena se encuentra afectada por el avance de la devastación y exposición indebida de los pueblos indígenas aislados.

El Ministerio de Salud estima que alrededor de 570 niños del pueblo yanomami murieron por contaminación con mercurio, desnutrición y hambre, debido al impacto de las actividades mineras ilegales en la región. (Télam)