Luiz Inácio Lula Da Silva aseguró hoy que en el caso del lawfare en Brasil "lo más grave es que detrás de esa persecución había intereses del Departamento de Justicia de Estados Unidos, de las petroleras norteamericanas y de las compañías de ingeniería de ese país, que querían destruir nuestra industria de petróleo y del gas".

En el mismo día en que el Superior Tribunal de Justicia de Brasil confirmó la anulación de sus condenas, Lula señaló que a sus 75 años se siente "con la energía de un hombre de 30 años" y remarcó que "cinco años después" del inicio de las acusaciones en su contra, "la Corte Suprema dice que yo estaba en lo correcto".

"El juez (por Sergio Moro) mintió, los procuradores mintieron, la Policía Federal mintió", subrayó en declaraciones al canal C5N.

(Télam)