El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se reunió hoy en Brasilia con el titular de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, y el del Senado, Rodrigo Pacheco, en el marco de la transición hacia su asunción el 1 de enero, después de imponerse al mandatario Jair Bolsonaro en el balotaje.

"El país necesita diálogo y normalidad", escribió Lula en Twitter, en un mensaje en el que compartió un breve video de su encuentro con Lira, un legislador del bloque de centroderecha conocido como Centrao y aliado de Bolsonaro.

Lira, por su parte, dijo que pretende ayudar con la gobernabilidad del nuevo gobierno, según reveló la cadena CNN Brasil.

“La conversación fue super positiva. Ambos mostraron espíritu de colaboración. El presidente Lula dijo que quiere enfrentar el hambre, reconstruir Brasil, devolver el país a la normalidad y Lira se puso a disposición para ayudar a la gobernabilidad”, apuntó el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la cámara baja, Reginaldo Lopes, presente en el encuentro, a CNN.

En su primera visita a Brasilia después de la victoria electoral del 31 de octubre, Lula tenía previsto reunirse más tarde con los presidentes del Supremo Tribunal Federal (STF), la ministra Rosa Weber, y del Tribunal Superior Electoral (TSE), el ministro Alexandre de Moraes.

El proceso de transición culminará con la toma de posesión de Lula el 1 de enero próximo, y las negociaciones buscan garantizar la gobernabilidad con un Congreso potencialmente opositor.

El mandatario electo fijó como prioridad que el programa Bolsa Familia, actualmente llamado Auxilio Brasil, garantice el pago de 600 reales (120 dólares) destinados a la población humilde y el aumento del salario mínimo.

"No podemos comenzar 2023 sin el Auxilio, sin un aumento real del salario mínimo. Fue prometido al pueblo en las urnas", dijo en estos días Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula.

El lunes comenzó el trabajo del equipo de transición liderado por el vicepresidente electo, Geraldo Alckmin.

Alckmin confirmó ayer a Persio Arida, André Lara Resende, Nelson Barbosa y Guilherme Mello como miembros del equipo de transición en materia económica, según el diario Folha de Sao Paulo.

Los dos primeros fueron los creadores del Plan Real que puso fin a la hiperinflación durante la transición de los gobiernos de Itamar Franco (1992-94) y Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).

Barbosa fue ministro de Hacienda y de Planificación en el gobierno de Dilma Rousseff (2010-2016), mientras que Mello no ocupó cargos hasta ahora.

Aunque los referentes del PT y el propio Alckmin insistieron en que los designados para conformar el equipo de 50 personas para llevar adelante la transición no necesariamente ocuparán cargos en el próximo gobierno, las especulaciones y cálculos ya comenzaron.

En ese marco, Alckmin subrayó que aún es prematuro hablar de la posibilidad de que la senadora y excandidata presidencial Simone Tebet, que estará a cargo de los temas sociales, vaya a formar parte del gabinete de Lula.

Tebet, el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que salió tercera en la primera vuelta del 2 de octubre, con poco más del 4% de los votos, respaldó a Lula para el balotaje. (Télam)