El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó hoy a Egipto para participar la conferencia COP27 sobre cambio climático, donde tiene previsto reunirse con el enviado estadounidense y hacer anuncios sobre su política en relación a la Amazonia.

Estaba previsto que Lula se reuniera hoy mismo a puerta cerrada con el enviado especial de Estados Unidos para el Clima, John Kerry, antes de desarrollar su agenda pública, el miércoles y el jueves, en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

Según informaron los diarios brasileños O Globo y Folha de Sao Paulo, el mandatario electo anunciaría nuevas metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y proclamaría su compromiso con la "deforestación cero" de la Amazonia.

Según Folha, Lula, que asumirá el 1 de enero, también planea proponer que su país sea sede de la COP30, a realizarse en 2025.

El presidente electo llegó a Sharm el Sheij de madrugada acompañado del exalcalde de San Pablo, Fernando Haddad, al cual algunos analistas consideran como candidato a ser canciller, y de su esposa Rosángela Janja Silva, informó la agencia de noticias Ansa.

En Egipto, el presidente electo será asesorado por las exministras de Medio Ambiente Marina Silva e Izabella Teixeira y por el senador Randolfe Rodrigues.

El legislador Rodrigues también integra el equipo de transición, que ayer denunció que la gestión del presidente Jair Bolsonaro no entregó los últimos datos sobre la deforestación de la Amazonia.

El dirigente de izquierda es la personalidad más esperada esta semana por una comunidad internacional ansiosa de ver concretarse un giro medioambiental en Brasil luego de que la deforestación de la Amazonia avanzara con fuerza bajo Bolsonaro. (Télam)