(Por Daniel Casas) El presidente de Bolivia, Luis Arce, celebró el retorno de Brasil a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), porque "con Lula la familia de la Celac está completa y puede avanzar más rápido", y abogó por el acercamiento de la región a otros nucleamientos de países, tanto regionales como económicos.

Arce recibió a Télam en un receso de la VII cumbre de la Celac, que se realizó hoy en Buenos Aires, y abordó en primer lugar la relación bilateral con Argentina.

Luis Arce: Felizmente tenemos una muy buena relación con el presidente Alberto Fernández. Permanentemente estamos en comunicación para ver cómo continuar y mejorar las relaciones. Tenemos un espacio muy grande para producir resultados favorables para nuestros pueblos.

Télam: -¿Dentro de esa relación bilateral, qué elementos políticos y comerciales destacaría?

LA: -Bueno, hablamos del gas, que siempre ha sido de preocupación en Argentina. También hablamos del litio, porque entre Bolivia, Chile y Argentina tenemos las mayores reservas mundiales de litio, cada uno en su propia forma de llevar adelante la explotación y producción. Bolivia recientemente firmó contrato con una empresa china muy importante para la producción de baterías de litio e industrialización de nuestro litio en el país, donde el Estado va a garantizar el rédito al país en toda la cadena productiva, que eso es muy importante para nosotros porque estamos dentro de la constitución política del Estado. Pero sin duda el intercambio de tecnologías, el intercambio de conocimiento que se ha dado aquí en la Argentina, en Chile y lo que vamos haciendo en Bolivia es muy importante para poder impulsar nuestras relaciones. También hemos hablado de la integración caminera; Bolivia está interesado en participar del corredor del sur.

T: -La comandante del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, habló ayer del agua y del litio que hay en América del Sur y del interés de su país de acceder a estos recursos estratégicos. ¿Cómo evalúa esas palabras?

LA: -No es la primera vez que Estados Unidos se manifiesta sobre nuestras riquezas naturales. Y quiero hacer mucho énfasis en que son nuestras riquezas naturales. Al menos en el caso boliviano, vamos a defender la soberanía de decidir con quién hacemos los negocios. No vamos a aceptar ninguna imposición de nadie ni que nadie se atribuya nuestras riquezas naturales como si fueran suyas. Bolivia es un país que ha recuperado sus recursos naturales y está constitucionalizado que son para beneficio de nosotros, los bolivianos. La historia de nuestro país ha sido la del saqueo de nuestros recursos naturales y no ha dejado ningún provecho para los bolivianos. Ya desde la nacionalización del gas, el 1 de mayo de 2006, y con la industrialización del litio, Bolivia marca una diferencia en su modelo económico. Nosotros utilizamos los recursos naturales para generar excedentes económicos para las bolivianas y los bolivianos, en mejorar la calidad de vida, en reducir la pobreza y las desigualdades. Y eso lo vamos a seguir haciendo, es estratégico para nuestro desarrollo no para mantener la explotación de un país a otro.

T. -¿Estos temas fueron abordados por esta cumbre de la Celac?

LA: -Nosotros lo abordamos en nuestra alocución. Es muy importante que los países de la Celac nos demos cuenta de nuestras riquezas. No somos sólo una región muy rica en recursos naturales, también tenemos tecnología, en potencial industrial y turístico, que es sumamente importante en la región. Esos temas de alguna manera se han abordado hoy y están saliendo en el comunicado oficial de la cumbre.

T: -¿Qué tiene y qué le falta a esa integración regional desde el punto de vista de Bolivia?

LA: -Primero que nada, tiene que ser una integración soberana, donde se pueda también socializar el factor tecnológico en beneficio de todos los que vivimos en la región. Hasta ahora la tecnología nos ha servido simplemente para la explotación entre unas regiones que producen la tecnología y otras que no la producen. Creo que es el momento de que la tecnología pueda ser democratizada en nuestros países en beneficio de superar la pobreza y las desigualdades que tenemos en la región. Ese es un primer elemento que hay que empujar. Un segundo elemento es que tiene que haber sinceridad en la hermandad, en la cooperación. Tenemos que transformar la cooperación para que deje de ser un simple pronunciamiento, con acciones concretas para avanzar de manera sincera bajo el principio de la solidaridad y de compartir lo que tenemos. Hay que ser complementarios. Estos son algunos principios que nos falta plasmarlos en acciones concretas.

T: - ¿Cómo evalúa el crecimiento que se vienen dando en las fuerzas de derecha a nivel global y regional?

LA: -Primero, lamentar lo que ha ocurrido con el accionar de las derechas en nuestros países. Tenemos el ejemplo de lo que pasó en Brasil, pero también lo que pasó en nuestro país es un ejemplo de que la derecha internacional no está durmiendo sino que quiere desestabilizar los gobiernos de izquierda y progresistas de nuestra región. Si no han ganado en las urnas no pueden pretender llegar al poder en función de desestabilizaciones y uso de la violencia. Así que nosotros estamos muy intranquilos con lo que está ocurriendo en la región, y ahí la Celac debe jugar un papel muy importante.

T: -Se anunció una cumbre Celac-UE para julio de este año, ¿acuerda con esa relación?

LA: -Celebro todo relacionamiento de nuestros países con todas las fuerzas y todos los procesos de integración, y no solamente con Europa. Dije en nuestra intervención que América Latina tiene que acercarse a los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Hay que entender los nuevos movimientos y los cambios estructurales que están habiendo en el mundo. Hay una disputa en el mundo del poder actual que se traduce en estas guerras y en otras acciones económicas que vemos. Por lo tanto, esta nueva división del poder mundial debe llamar la atención a todos los países de la Celac. Por eso es que nosotros también planteamos que también deberíamos acercarnos a los países del BRICS para generar el desarrollo que tanto desea nuestra población.

T: -¿Cómo recibe la Celac el retorno de Brasil y la presencia de su presidente, Luiz Inácio Lula da Silva?

LA: -Estamos más que contentos porque, por fin, la Celac está completa. Brasil es un actor fundamental no sólo en lo económico en la región sino también un gran actor político. Sin Brasil no estamos completos en la región y felizmente el presidente Lula tomó la decisión y creemos que ahora, con la familia completa, se puede avanzar más rápido.

T: -¿La OEA es un camino paralelo o es un organismo que tiene que ser reemplazado por la Celac?

LA: -Nosotros somos críticas de la OEA, especialmente con su actual secretario general (Luis Almagro). No estamos de acuerdo con la intromisión que generó la OEA en Bolivia en 2019, que ha generado toda una convulsión y hemos tenido que lamentar más de 36 muertes y muchos heridos. Ningún organismo internacional tiene la potestad de meterse en asuntos internos y peor todavía dirigirlos hacia ciertos objetivos que no son los que promueve un organismo internacional. Por lo tanto nosotros vemos con mejores ojos el crecimiento de la Celac que el potenciamiento de la OEA. (Télam)