Tras duros combates, los talibanes pusieron bajo su control la provincia de Panjshir, el último foco de resistencia de las fuerzas afganas que se oponen a un nuevo régimen islamista, informó hoy Bilal Karimi, el vocero del grupo radical ya totalmente en el poder tras la retirada de todas las tropas occidentales que ocuparon militarmente el país por 20 años al costo de una humillante derrota.

"Panjshir cayó bajo el control del Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes)", escribió Karimi en su cuenta de Twitter.

Una fuente de la agencia de noticias Sputnik en la sede de la Policía de Kabul confirmó esta información.

"La provincia de Panjshir cayó, todas las personas o soldados de la resistencia fueron capturados por los combatientes, Amrullah Saleh y Ahmad Massoud huyeron", dijo la fuente.

Sin embargo Saleh, el vicepresidente primero de Afganistán u uno de los principales dirigentes políticos de la resistencia armada, afirmó que no abandonó el país y que el movimiento de resistencia a los talibanes continúa.

"La resistencia continúa y continuará. Estoy aquí en mi tierra, por mi tierra y defendiendo su dignidad", tuiteó.

Situada en el noreste de Afganistán, la provincia montañosa de Panjshir ha sido el último bastión de resistencia a los talibanes que retomaron el poder el 15 de agosto.

En paralelo, un vocero de la resistencia, Ali Maisam Nazary, informó que sufrieron nuevos ataques de las fuerzas talibanes durante la noche, pero no confirmó que hayan perdido el control de la estratégica región al noreste de Kabul, la capital del país.

A última hora del viernes se escucharon disparos de celebración en Kabul cuando se propagó el rumor de que el valle había caído, pero los talibanes no hicieron ninguna declaración oficial y un residente de la zona afirmó a la agencia de noticias AFP por teléfono que los rumores eran falsos.

Los combatientes del Frente Nacional de Resistencia (FNR), formado por milicias antitalibanes y antiguas fuerzas de seguridad afganas, tienen importantes reservas de armas en el valle de Panjshir.

Estas fuerzas que se oponen a los fundamentalistas son lideradas por Saleh y el jefe guerrillero Ahmad Massoud, cuyo padre, conocido como el León de Panjshir, fue uno de los comandantes militares más importantes en los años 1980 y 1990.

En la noche del 30 al 31 de agosto, Estados Unidos dio por concluida su intervención en Afganistán así como la retirada de sus tropas. (Télam)