El movimiento islamista talibán afirmó hoy que controla el 85% del territorio de Afganistán, donde lleva a cabo una ofensiva contra las fuerzas gubernamentales en medio de la retirada de fuerzas extranjeras tras 20 años de presencia.

En una conferencia de prensa en Moscú, el representante talibán Shahabuddin Delawar añadió que alrededor de 250 de los 398 distritos de Afganistán están ya bajo control de los insurgentes, que gobernaron el país entre 1996 y 2001.

"Las entidades administrativas y los hospitales siguen operando en estos territorios. Garantizamos su funcionamiento", aseguró, informó la agencia de noticias AFP.

Delawar recalcó que la retirada de Estados Unidos de Afganistán luego de haber derrocado a los talibanes en 2001 es el resultado de la lucha de los insurgentes.

"Hemos llevado a cabo nuestra batalla, la población está de nuestro lado (...) Estados Unidos se vio obligado a abandonar nuestro territorio", afirmó.

Delawar aseguró que ningún acuerdo con Estados Unidos impide a los insurgentes hacerse con ciudades que aún siguen bajo el control del Gobierno de Kabul, pero garantizó que no iban a tomar regiones "por la fuerza".

El presidente estadounidense Joe Biden anunció ayer que la misión militar de Estados Unidos en Afganistán "concluirá el 31 de agosto", casi 20 años después de su inicio.

Desde que tropas estadounidenses y de la OTAN aceleraron su retirada militar del país a partir de mayo, los talibanes aumentaron su ofensiva y crecen los temores de que las fuerzas afganas sean derrotadas por los insurgentes sin el vital apoyo aéreo estadounidense.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, aseguró ayer que su Gobierno tiene la capacidad para hacer frente a la situación, pero admitió dificultades.

Los talibanes ya capturaron numerosos territorios, que se extienden desde la frontera con Irán, al oeste, a la de China, en el noreste.

A principios de esta semana y tras librar combates con los talibanes, 1.000 soldados afganos huyeron al vecino Tayikistán que comparte frontera al noreste con Afganistán.

El Gobierno ruso informó hoy que la mayor parte de ese espacio fronterizo es controlado por los talibanes.

"Observamos un aumento fuerte de la tensión en la frontera entre Tayikistán y Afganistán, los talibanes ocuparon en poco tiempo una gran parte de los territorios fronterizos, controlan actualmente unos dos tercios de la frontera con Tayikistán", afirmó la vocera de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, en una conferencia de prensa.

La portavoz pidió a las partes "muestras de mesura" y que "impidan que las tensiones se extiendan fuera de las fronteras del país".

Sus palabras coinciden con la presencia de la delegación de los talibanes en Moscú.

Tayikistán es el país más pobre de la antigua Unión Soviética y posee unos 1.340 kilómetros de frontera con Afganistán.

El presidente tayiko, Emomali Rahmon ordenó el despliegue de unos 20.000 reservistas para proteger la frontera.

Rusia tiene dos bases militares en ese pequeño país, en las que hay unos 7.500 soldados y garantizó protección a su aliado.

En tanto, en el oeste, los talibanes afganos afirmaron hoy haber capturado Islam Qala, el paso fronterizo con Irán más importante del país, situado en la provincia de Herat.

"El puesto fronterizo de Islam Qala está completamente bajo nuestro control, y hoy lo volveremos a hacer funcionar" anunció a la agencia de noticias francesa Zabihullah Mujahid, un vocero talibán.

La caída de este paso fronterizo no fue confirmada de fuente gubernamental y la afirmación de los talibanes no puede ser verificada de forma independiente

Islam Qala es uno de los principales centros por donde transita el comercio con Irán y es el segundo puesto fronterizo capturado por los talibanes. (Télam)