Las principales fuerzas de derecha que quedaban dentro de la coalición de gobierno en Italia anunciaron hoy su retiro de esa alianza, con lo que crecieron las probabilidades de que esta semana se convoque a nuevas elecciones tras la reciente renuncia del primer ministro Mario Draghi, informó la prensa local e internacional.

Matteo Salvini y Silvio Berlusconi, líderes de los partidos La Liga y Forza Italia, respectivamente, descartaron que esas agrupaciones vayan a continuar formando parte de la coalición de gobierno, en un comunicado emitido tras la reunión que mantuvieron hoy en Cerdeña.

Draghi anunció su dimisión la semana pasada con el argumento de que “la mayoría de la unidad nacional que apoyó al gobierno desde su creación se fue”, luego de que el partido populista Movimiento 5 Estrellas (M5S, en italiano) se retirara de la coalición gobernante

Salvini y Berlusconi subrayaron en la nota que tanto La Liga como Forza Italia “descartan la posibilidad de seguir gobernando con el M5S por su incompetencia y falta de fiabilidad”, según el diario local Il Messaggero.

Ambos dirigentes “acordaron esperar la evolución de la situación política, dispuestos en cualquier caso a someterse al juicio de los ciudadanos incluso a muy corto plazo”, en referencia a eventuales comicios.

El miércoles próximo será un día clave en este proceso político: ese día, Draghi comparecerá ante el parlamento a pedido del presidente, Sergio Mattarella, para evaluar los apoyos y, llegado el caso, convocar los comicios.

Mattarella rechazó públicamente la dimisión de Draghi, pero este respondió que la mantenía.

Mientras tanto, la mayoría de los partidos ya inició los preparativos para las eventuales elecciones, que, según el líder del Partido Democrático, Enrico Letta, serán convocadas para el 25 de septiembre, según la agencia de noticias Europa Press. (Télam)