Polonia tomó distancia del resto de la Unión Europea (UE) y se negó a aplicar la vacuna de AstraZeneca a los mayores de 65 años, una medida a la que Francia podría copiar, luego de anunciar hoy que su máxima autoridad sanitaria brindará sus propias recomendaciones.

Polonia que no administrará la vacuna AstraZeneca a las personas mayores en el país, anunció hoy Michal Dworczyk, quien está a cargo de la campaña de vacunación en el país, quien aclaró que solo se inoculará a las personas de entre 18 y 60 años por recomendación del consejo médico del país.

La decisión se produce después de que expertos médicos alemanes y austriacos recomendaran la semana pasada que no debería usarse en personas de 65 años o más, citando la falta de datos, informó el diario británico The Guardian, aunque señalaron que no debe confundirse la ausencia de evidencia con evidencia negativa.

Pese a los dichos de los alemanes y austriacos, seguidos hoy por lo polacos, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) autorizó el uso de la vacuna para todos los adultos en los 27 estados miembros, aunque reconoció que aún no había suficientes resultados para que las personas mayores de 55 años determinaran qué tan bien funcionaría la vacuna, lo que significa que Polonia estaría por romper con esa decisión.

En tanto, la máxima autoridad sanitaria de Francia autorizó hoy el uso de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19, pero recomendó limitar su administración a menores de 65 años.

"Faltan datos para pacientes mayores de 65 años, estos datos llegarán en las próximas semanas, mientras tanto, recomendamos su uso en pacientes menores de 65 años", dijo el presidente de la Alta Autoridad de Salud de Francia, Dominique Le Guludec, durante una conferencia de prensa virtual.

El presidente Emmanuel Macron dijo la semana pasada que la vacuna era "cuasi ineficaz" para las personas mayores de 65 años, una interpretación a la que llegó luego de leer un informe en el que se demostró que en ensayos clínicos tiene una efectividad del 62% en la prevención de la Covid-19.

Por el contrario, las autoridades del Reino Unido, que ya vacunaron a muchas personas mayores, defendieron la semana pasada la eficacia de la vacuna y dijeron que había evidencia de una fuerte respuesta inmune entre los mayores de 65 años.

La agencia de medicamentos de Italia aprobó el sábado la vacuna para todos los adultos, aunque recomendó alternativas para las personas mayores de 55 años y -al igual que Alemania- dar prioridad a otras vacunas.

Los desarrolladores AstraZeneca y la Universidad de Oxford fueron transparentes al revelar que menos del 10% de los que probaron la vacuna tenían 65 años o más.

Solo 450 participantes tenían más de 70 años. Esto se compara con más del 40% de los participantes en los ensayos de vacunas de las desarrolladoras estadounidense y alemán Pfizer-BioNTech que tenían más de 55 años.

La EMA dijo que no había datos suficientes para saber con certeza qué tan efectiva es la vacuna AstraZeneca en las personas mayores.

"Sin embargo, se espera protección, dado que se observa una respuesta inmune en este grupo de edad", dijo el ente regulador.

El especialista en enfermedades Eric Caumes señaló ayer que varios países, incluido Francia, estaban vacunando a personas mayores de 80 años con la vacuna Pfizer / BioNTech.

"No sabemos su eficacia en este grupo de edad", dijo al canal de televisión francés BFMTV. (Télam)