Dos hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli, que concluyen su condena por corrupción en Estados Unidos la próxima semana, serán detenidos si regresan a Panamá, informó hoy el Órgano Judicial.

Un tribunal resolvió "rechazar de plano" las solicitudes del abogado de Luis Enrique y Ricardo Martinelli hijo de "suspender la orden de detención" cuando regresen al país, indicó el ente en un comunicado.

Los hijos de Martinelli finalizan el 25 de este mes su condena en Estados Unidos por recibir millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. 

Ambos están imputados en Panamá, junto a su padre, por presunto blanqueo de capitales en este caso y por otro escándalo conocido como "Blue Apple", una trama para el cobro de comisiones para agilizar contratos durante el gobierno de Martinelli (2009-14).

El 3 de este mes, el abogado de los hermanos Martinelli, Carlos Carrillo, dijo que ambos imputados habían pagado 14 millones de dólares en fianzas para evitar su detención a su llegada a Panamá.

Según Carrillo, los acusados reportaron cada uno sendas fianzas de dos millones de dólares por el caso Odebrecht y cinco por el caso "Blue Apple". 

Sin embargo, el tribunal indicó hoy que "no es viable dejar sin efecto la orden de detención preventiva" porque "ha sido revisada y debatida ampliamente al momento de resolver lo concerniente a las solicitudes de fianzas de excarcelación".

El comunicado no menciona el nombre de los dos hijos por razones legales, pero da detalles de los casos por los que son reclamados en Panamá, consignó la agencia de noticias AFP.

El fiscal jefe panameño, Javier Caraballo, estimó que espera que los hermanos "sean devueltos" a Panamá por las autoridades estadounidenses "para que respondan a las investigaciones a las que están sometidos" en este país.

En 2022, la justicia estadounidense los condenó a tres años de cárcel y una multa de 250.000 dólares por recibir 28 millones de dólares en sobornos de Odebrecht, de los cuales 19 habían transitado por cuentas norteamericanas.

La defensa culpó al expresidente Martinelli de haberlos inducido a cometer los delitos.

Odebrecht se declaró en Estados Unidos en 2016 culpable de haber distribuido más de 788 millones de dólares en sobornos, sobre todo de América Latina, para conseguir contratos de obras públicas.

Martinelli, de 70 años y dueño de una cadena de supermercados, pretende ser nuevamente candidato presidencial en los comicios de 2024. (Télam)