A un año del inicio de la guerra en Nagorno Karabaj, la comunidad armenia en Argentina marchará mañana a la embajada de Azerbaiyán para reclamar "paz y justicia" en los territorios recuperados durante el conflicto por dicho país en el enclave separatista, al que también se conoce como la República de Artsaj.

La concentración, que partirá las 15.30 horas desde el cruce de las calles Maure y Luis María Campos, fue convocada por la Asociación Cultural Armenia con el apoyo de la Unión General Armenia de Cultura Física, la Asociación Civil Armenia de Beneficencia para América del Sur, la Unión Juventud Armenia de la FRA, la Agrupación Juvenil Badanegán Miutiún de la FRA, la Asociación Cultural Armenia Hamazkaín y la Agrupación Representativa de los Armenios Migrantes en Argentina.

"Marchamos por la liberación de los prisioneros de guerra, de nuestros hermanos y hermanas, compañeros y compañeras que dejaron todo en defensa de Armenia y Artsaj. Lo hacemos para condenar el plan panturquista, aquella opresión turco-azerí que busca hacer desaparecer a Armenia y Artsaj del planisferio. Marchamos en contra de los Estados genocidas. ¡Buscamos paz, queremos justicia!", dijo Agustín Analian, representante de la Asociación Cultural Armenia, en un comunicado.

La región, de mayoría armenia, se proclamó independiente de Azerbaiyán en 1991, lo que desató una guerra que causó 30.000 muertos hasta 1994, cuando se firmó un cese al fuego, a menudo interrumpido desde entonces por escaramuzas y enfrentamientos.

El conflicto se mantuvo en mayor parte congelado hasta que el 27 de septiembre de 2020, los enfrentamientos entre las fuerzas azerbaiyanas, armenias y las de la región separatista escalaron hasta convertirse en una nueva guerra que duró seis semanas, dejó unos 6.000 muertos y terminó con la derrota de Armenia, que se vio obligada a ceder varias regiones aledañas al enclave separatista.

Un mes y medio después los dos países alcanzaron un acuerdo sobre el alto el fuego con la mediación de Rusia, en virtud del cual Rusia envió sus fuerzas de paz a Nagorno Karabaj por un periodo inicial de cinco años.

El contingente, de unos 2.000 efectivos, se desplegó paralelamente a la retirada de fuerzas armenias desde los distritos azerbaiyanos de Agdam, Kelbecer (Kalbajar) y Lachín.

Pese a la firma de un alto el fuego y al despliegue de fuerzas de paz rusas en la zona, las tensiones siguen siendo fuertes entre esas dos exrepúblicas soviéticas del Cáucaso. (Télam)