El presidente de México, Andrés López Obrador; y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; se reunieron hoy en la capital mexicana, firmaron un acta-acuerdo sobre los derechos de los pueblos indígenas y buscaron destrabar algunas quejas de inversionistas en materia energética, en un encuentro que marcó el cierre de la visita del canadiense.

Después de compartir ayer con el estadounidense Joe Biden la Cumbre de América del Norte, Trudeau se quedó hasta hoy en la Ciudad de México para una última reunión con López Obrador, quien lo recibió en la puerta principal del Palacio Nacional, sede del Ejecutivo y residencia oficial.

Una guardia de honor interpretó los respectivos himnos nacionales y los gobernantes se tomaron la fotografía oficial acompañados por sus esposas, Beatriz Gutiérrez-Müller y Sophie Grégoire Trudeau.

En el encuentro privado, en el despacho de López Obrador, firmaron un memorándum de entendimiento entre el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y el Crown-Indigenous Relations and Northern Affairs Canada (Cirnac), en beneficio de los pueblos originarios de ambos países, reportaron la agencia Sputnik y el diario El Universal.

La reunión bilateral fue la última de las actividades en el marco de la Cumbre de América del Norte, enfocada en temas de integración, cambio climático, migración y seguridad.

El gobernante anfitrión señaló en su presentación inicial que el foco de la reunión estaba en las inversiones de empresas mineras canadienses en el país latinoamericano, y otros proyectos energéticos, como la construcción de un gasoducto que realiza TransCanada en el Golfo de México, y de otras compañías que operan en el sector eléctrico.

"Estamos buscando resolver problemas y diferencias que lógicamente se presentan cuando se tratan de relaciones económicas y comerciales en épocas de auge, cuando crece como nunca la inversión canadiense en México", dijo el jefe de Estado mexicano.

El comentario parece referido a las quejas de firmas de EEUU y Canadá que consideran que reformas impulsadas por López Obrador en favor de empresas energéticas estatales constituyen una “competencia desleal".

El mandatario se comprometió a “recibir a las empresas que puedan tener asuntos pendientes, alguna inconformidad”, porque su Ejecutivo “siempre” está abierto al diálogo.

Por su parte, Trudeau expresó que ambas naciones son "países progresistas que respetan la oportunidad, la justicia y la igualdad para todos", la protección del medio ambiente y de pueblos indígenas.

Destacó que en los últimos años hubo “una profundización y ampliación de los lazos económicos y empresariales bilaterales”.

La delegación de Canadá está compuesta por los titulares de Relaciones Exteriores, Mélanie Joly; Comercio Internacional y Desarrollo Económico, Mary Ng; Seguridad Pública, Marco Mendicino, y el asesor de Seguridad Nacional e Inteligencia, Jody Thomas.

“El solo hecho de reunirnos, como buenos vecinos, en un ambiente de respeto para buscar juntos el bienestar de nuestros pueblos, ya es en sí mismo un acontecimiento histórico”, escribió López Obrador en su cuenta de la red Twitter.

Sobre el final de la visita, los dos mandatarios se prestaron a la foto con las manos estrechadas. “Qué tengas un buen viaje; muchas gracias por todo”, dijo entonces el presidente local. (Télam)