El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció hoy que votó a favor de la readmisión en Twitter del exmandatario de Estados Unidos Donald Trump, luego de que el flamante dueño de la plataforma, el multimillonario sudafricano Elon Musk, decidiera someter la decisión al voto de los usuarios de la red social.

“Ya voté a favor de que Trump pueda usar Twitter. La Estatua de la Libertad no debe quedar como un símbolo vacío”, tuiteó el líder mexicano, en respuesta a una encuesta hecha por Musk sobre readmitir o no a Trump, cuya cuenta fue bloqueada tras el asalto por parte de sus simpatizantes al Capitolio el 6 de enero de 2021.

López Obrador ya se había referido a la Estatua de la Libertad para manifestar la importancia de las libertades en Estados Unidos en anteriores ocasiones, como lo hizo con el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange.

“Si lo llevan a Estados Unidos y lo condenan a pena máxima y a morir en prisión, hay que empezar la campaña de que se desmonte la Estatua de La Libertad que entregaron los franceses y que está en Nueva York, porque ya no es símbolo de libertad”, dijo el pasado 4 de julio en conferencia de prensa.

En el sondeo del nuevo dueño de Twitter, lanzado ayer y que deberá concluir en unas horas, casi un 52% de los más de 13,9 millones de cuentas que emitieron su voto se posicionaron a favor de que el magnate republicano regrese a Twitter.

“Restituir al expresidente Trump. Sí. No”, preguntó Musk en su cuenta oficial. "Vox Populi, Vox Dei", puso en un segundo tuit, dando a entender que respetará la decisión popular.

Musk decidió lanzar la encuesta horas después de restablecer varias cuentas de usuarios suspendidas en nombre de la libertad de expresión y manifestar que "aún no había tomado una decisión sobre Trump".

"¡Es fascinante observar esta encuesta!", tuiteó este sábado el hombre más rico del mundo, quien había celebrado la tasa de votos durante la noche, alrededor de un millón por hora.

La cuenta en Twitter del expresidente estadounidense (2017-2021), que contaba con unos 88 millones de seguidores, fue suspendida por la plataforma el 8 de enero de 2021, dos días después del ataque al Capitolio en Washington, ante el "riesgo de una mayor incitación a la violencia".

Musk abrió la posibilidad de un regreso del expresidente republicano a Twitter en mayo, pero tal medida causó revuelo en la sociedad y la política estadounidense, especialmente una vez que Trump anunció que está en carrera por la Casa Blanca para 2024.

Mientras el candidato republicano se regocija de que, con Musk, Twitter está "en buenas manos", en los últimos días dijo, sin embargo, que permanecerá en su red social, Truth Social, pese a que esta plataforma le ofrece un alcance de público mucho menor.

A fines de octubre, y luego de meses de idas y vueltas, el CEO y fundador de Tesla y SpaceX adquirió Twitter por US$ 44.000 millones. (Télam)