El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió hoy que una obra emblemática de su gestión, el Tren Maya -suspendida ayer por un juez que otorgó un amparo por no cumplir con la normativa ambiental del país, "no se detendrá" y su Gobierno presentará un recurso para invalidar la decisión del magistrado.

"No tiene fundamento (el amparo), este es un asunto politiquero, quienes no quieren que se lleve a cabo la obra son pseudoambientalistas financiadas por Gobiernos extranjeros, hay ambientalistas financiados por el Gobierno de Estados Unidos", dijo el mandatario.

Ayer, un juez federal suspendió por tiempo indefinido la construcción del quinto tramo del Tren Maya, el proyecto turístico insignia de AMLO, como es conocido en México el presidente, por no cumplir con la normativa ambiental del país.

Se otorga la "suspensión definitiva", señala el fallo que fue adoptado en el marco de un recurso planteado por organizaciones ambientalistas contra ese proyecto que recorre el tramo mexicano de la península de Yucatán, en el sudeste del país, conocida por sus selvas y cenotes (pozos subterráneos de agua dulce).

El magistrado ya había ordenado la suspensión provisional del mismo tramo -de 60 kilómetros- entre los balnearios turísticos de Playa del Carmen y Tulum, en la Riviera Maya, el pasado 19 de abril.

En conferencia en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal aseguró hoy que a pesar de este recurso, la obra se cumplirá "en tiempo y forma", según informó el periódico local El Univeral en su versión digital.

"Estamos seguros de que la obra va a continuar…. No van a poder detenernos, no van a imponerse los intereses particulares, no van a estar por encima del interés general, del interés del pueblo, del interés de la nación", dijo el mandatario en conferencia en Palacio Nacional.

Aseguró además que su Gobierno va a recurrir a otra instancia "o se van a presentar recursos para que no proceda".

Ayer se informó que el Juez Primero de Distrito en Yucatán concedió, a favor de tres particulares, la suspensión de obras de construcción, infraestructura, remoción o destrucción de la biodiversidad en el tramo 5 del Tren Maya, que va a de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.

La obra es una de las prioridades de López Obrador, requiere una inversión de alrededor de 200.000 millones de pesos mexicanos (unos 10.236 millones de dólares) y el plan incluye la construcción de 1.554 kilómetros de vía férrea.

Desde antes del arranque de las obras, en junio de 2020, organizaciones civiles y ambientalistas presentaron recursos legales contra su construcción.

En los últimos meses surgió la campaña "Sélvame del Tren" que pide al Gobierno mexicano suspender el tramo 5 por haber generado la tala de miles de árboles y la contaminación a ríos subterráneos.

López Obrador reiteró en diversas ocasiones que la obra se va a inaugurar en diciembre de 2023. (Télam)