El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, comentó la situación en Polonia luego que el día 15 de noviembre se produjeran explosiones en la ciudad polaca de Przewodów, a unos siete kilómetros de la frontera con Ucrania.

"Hay que evitar más tenciones en la zona del conflicto y es indispensable abrir el dialogo para conseguir la paz. Que ya no se tarden porque no hay otra salida, y desde luego, es la más racional y la más humana: conseguir la paz".

"No veo que el conflicto escale, que se agrave, siento que la confrontación ya va a ir en descenso y va hacia la paz", dijo.

"Hay [algunos países] los más bélicos, los más irracionales, que quieren que se dé continuidad a esta guerra, pero ya no hay acuerdo", enfatizó.

Además, el presidente mexicano comentó la decisión de la Asamblea General de la ONU a favor de una resolución de carácter de recomendación que pide la creación de un mecanismo de repatriación y reparación por parte de Rusia durante su operación militar especial en Ucrania.

"Es una decisión de la Embajada de México en EEUU, yo no puedo estar pendiente de todo o que me pregunten, o me consulten.

Hay libertades, pero el titular del Ejecutivo de México, que es de acuerdo con la Constitución mexicana el responsable de la política exterior, sostiene que en este conflicto nuestra postura es de paz y neutralidad", subrayó