Bolivia recibió esta mañana en el aeropuerto de Cochabamba un lote de 400.000 vacunas rusas contra el coronavirus Sputnik V y el presidente, Luis Arce, llamó al Ministerio de Salud a "pisar el acelerador" de la campaña de inmunización con este nuevo suministro.

“Que tome nota nuestro ministro de Salud (Jeyson Auza), tenemos que pisar el acelerador y estas vacunas que llegan al país, son las dosis de esperanza para mucha gente. Gracias a la diplomacia de los pueblos, sobre todo entre Rusia y China, los bolivianos seguiremos con la campaña de inmunización", afirmó el presidente.

El jefe de Estado destacó el apoyo del presidente de Rusia, Vladimir Putin, y señaló que el país y el mundo están atravesando un momento complicado de la pandemia con la presencia de nuevas olas de contagio, informó la Agencia Boliviana de Información.

“En esta nueva ola, si los países no tomamos nuestras previsiones y hacemos distribuciones equitativas de dosis, atravesaremos muchas olas más, donde la humanidad está cada vez más en riesgo", expresó Arce.

Asimismo, reiteró que Bolivia continuará pidiendo, en foros y encuentros a nivel internacional, que se liberen las patentes de las vacunas para que los países puedan producir sus dosis y aplicarlas a sus poblaciones.

“Seguiremos trabajando, no vamos a bajar los brazos, pero también le pedimos a la población que no baje los brazos, que siga cuidándose, aun con la vacuna”, recomendó.

Según datos del Ministerio de Salud, un nuevo lote de 100.000 llegará al país en los próximos días para completar el medio millón de dosis de Sputnik V.

Además, durante la semana, llegaron a Bolivia dos cargamentos con 668.000 vacunas Sinopharm, desde China, que forman parte del millón de esas dosis que se prevé lleguen al país hasta el domingo.

Desde el inicio de la pandemia, el país andino contabilizó más de 327.000 contagios y casi 13.500 fallecimientos, según las cifras oficiales. (Télam)