Numerosos líderes mundiales y personajes políticos ofrecieron hoy sus condolencias al Reino Unido tras la muerte del príncipe Felipe, marido de la Reina Isabel II, ocurrido este viernes a dos meses de cumplir los 100 años.

"Con profunda tristeza he conocido hoy el fallecimiento del duque de Edimburgo. Un hombre de conviccciones y principios, que estaba motivado por un sentido de deber hacia los demás. El príncipe Felipe contribuyo tanto al tejido social de nuestro país y del mundo", tuiteó el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, país miembro de la Mancomunidad de Naciones integrada por el Reino Unido y varias de sus excolonias.

También el presidente de la República de Irlanda, Michael D Higgins, expresó su "gran tristeza" por el deceso de un hombre que "sirvió al pueblo británico con un compromiso inquebrantable y una devoción al deber", reportó el diario The Guardian.

“En el transcurso de su largo servicio, con frecuencia aportaba un aire de informalidad a ocasiones que de otro modo serían formales. Su presencia distintiva y su sentido del humor único tranquilizaron a los participantes y siempre involucraron a quienes lo encontraron", manifestó.

En tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, expresó condolencias a la reina Isabel II en un telegrama, en el que destacó que su esposo estaba “vinculado a muchos eventos importantes en la historia reciente de su país", además de ser "respetado con razón" entre el público británico y tener "autoridad internacional".

El premier de Israel, Benjamin Netanyahu, compartió su pésame a la familia real y al pueblo británico a través de su Twitter: "El príncipe Felipe fue un servidor público consumado y será muy extrañado en Israel y en todo el mundo".

Un mensaje similar compartió en la misma red social su homólogo neerlandés, Mark Rutte: “En nombre del Gobierno, he enviado mis condolencias al primer ministro Boris Johnson al escuchar la triste noticia de la muerte de Su Alteza Real el Príncipe Felipe. Nuestros pensamientos y condolencias están con la familia real británica y el pueblo británico en este momento de duelo".

Desde la vecina Alemania, el ministro de Exteriores, Heiko Mass, saludó la "larga vida de servicio a su país" del príncipe Felipe y ofreció sus condolencias a la reina Isabel II y a la familia real británica.

En Bélgica, el Palacio Real se dijo "profundamente entristecido" por la muerte del duque de Edimburgo y publicó en Twitter un homenaje con fotos de la familia real belga y el príncipe Felipe.

Del otro lado del Atlántico, el presidente de México, Andrés López Obrador, envió su pésame a los familiares, amigos y al Reino Unido "en nombre del pueblo y del gobierno de México" en una breve declaración durante su conferencia matutina.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, se sumó, asimismo, a las expresiones de solidaridad por el deceso del duque de Edimburgo en su perfil de Twitter, al igual que el expresidente de Estados Unidos George W. Bush, quien señaló que había representado al Reino Unido "con dignidad".

"A lo largo de su larga y notable vida, se dedicó a causas dignas y a los otros", dijo Bush en un comunicado. "Representó al Reino Unido con dignidad y aportó una fuerza y un apoyo ilimitados a la soberana", consignó la agencia de noticias AFP.

"Laura y yo somos afortunados de haber disfrutado del encanto y el ingenio de su compañía, y sabemos lo mucho que será extrañado", afirmó Bush.

El duque de Edimburgo, el consorte real más longevo de la historia de la corona británica y una presencia constante junto a la reina Isabel II durante décadas, falleció a los 99 años, anunció el Palacio de Buckingham.

La última vez que se lo vio en público en una aparición programada fue durante una ceremonia militar celebrada en el palacio de Windsor en julio pasado, días después de acudir a la boda de su nieta la princesa Beatriz.

El príncipe Felipe, recientemente dado de alta del hospital tras ser sometido con éxito a una intervención cardíaca, estuvo casado durante siete décadas con la monarca británica de 94 años. (Télam)