El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, transmitió hoy al presidente de China, Xi Jinping, sus "serias preocupaciones" sobre varios temas de seguridad, entre ellos la siempre amenazante Corea del Norte, durante el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Bangkok, informó la prensa internacional.

El encuentro se produjo horas después de que Corea del Norte lanzara un nuevo misil balístico, en una señal de la "feroz" respuesta que Pyongyang prometió a la alianza militar entre Washington, Seúl y Tokio.

Xi se reunió durante 40 minutos con Kishida, en el primer encuentro cara a cara con un líder del gobierno japonés desde el que mantuvo con el entonces premier Shinzo Abe en 2019.

Kishida manifestó su preocupación por "las actividades militares de China, incluidos los lanzamientos de misiles balísticos" desde su territorio en el mar de China Oriental.

"Sobre Corea del Norte, expresé nuestra expectativa de que China desempeñe un papel, incluso en el Consejo de Seguridad de la ONU", dijo el primer ministro japonés, citado por la agencia de noticias AFP.

China y Japón, segunda y tercera economías del mundo respectivamente, son importantes socios comerciales, pero su relación se deterioró en los últimos años.

Xi, en su primera gira en el extranjero desde la pandemia de coronavirus, llegó a la capital de Tailandia procedente de Bali, Indonesia, donde participó de la cumbre del G20.

"Más que nada, los chinos esperamos ver la paz y la estabilidad", expuso el mandatario chino en declaraciones escritas en una conferencia de líderes económicos de la APEC.

La región de "Asia-Pacífico no es el patio trasero de nadie y no debe convertirse en un campo de batalla para las grandes potencias; ningún intento de iniciar una nueva Guerra Fría será permitido por el pueblo o por nuestra época", insistió.

Estados Unidos, que acogerá la próxima cumbre de la APEC en 2023, estará representado en Bangkok por la vicepresidenta Kamala Harris, ya que el presidente Joe Biden se encuentra en Washington para asistir a la boda de su nieta.

La actividad marítima china en torno a las islas Senkaku, administradas por Tokio pero que Beijing reivindica, sigue siendo un tema complejo entre ambas naciones.

En agosto, varios misiles chinos disparados durante maniobras militares en torno a Taiwán habrían caído en la zona económica exclusiva de Japón.

El dirigente japonés subrayó "la importancia de la paz y la estabilidad del estrecho de Taiwán", y aseguró que ambos líderes habían "acordado reforzar la comunicación en el ámbito de la seguridad".

De la guerra en Ucrania a los misiles norcoreanos, los temas de seguridad dominarán en la cumbre de la APEC, que reunirá a partir de mañana a 21 países de ambos lados del océano Pacífico. (Télam)