El líder de las manifestaciones indígenas en Ecuador, Leonidas Iza, alertó hoy que el Gobierno de ese país no dio garantías de abrir un diálogo que permita poner fin a la protesta indefinida con bloqueo de rutas que pueblos originarios realizan desde hace cuatro días.

"No nos garantiza ningún proceso de diálogo", manifestó el dirigente, al presentar las organizaciones indígenas un balance de la jornada de manifestaciones, que se extendieron a los alrededores de la sede presidencial en Quito con algunos incidentes.

"Tenemos las puertas abiertas al diálogo, pero no cederemos ante grupos violentos que pretenden imponer sus reglas", escribió en Twitter horas antes el presidente conservador Guillermo Lasso, quien lleva un año en el poder.

"Las agendas de protesta de los diferentes grupos sociales son legítimas, pero no pueden darse en base a engaños y búsqueda de violencia", agregó.

Iza, titular de la opositora y mayoritaria Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), convocó a las protestas en reclamo de una reducción de precios de combustibles y la renegociación de las deudas de los campesinos con la banca.

Esa organización participó en revueltas que derrocaron a tres mandatarios entre 1997 y 2005. También protagonizó fuertes protestas en 2019, con 11 muertos, y en 2021.

"Está en sus manos realmente resolver estos puntos para que dé tranquilidad al pueblo", declaró Iza en referencia a Lasso, informó la agencia de noticias AFP.

"Luego de un año no hemos tenido respuestas" a los pedidos de los aborígenes, que representan 1 millón de los 17,7 millones de ecuatorianos.

La Conaie, que anteriormente ha sostenido lo que considera infructuosas conversaciones con el Gobierno de Lasso, señaló que el lunes pasado presentó ante la presidencia un pliego de 10 demandas, entre ellas que se baje a 1,50 dólares el precio del galón de 3,78 litros de diésel y a 2,10 el de nafta de 85 octanos, los más utilizados en el país.

Esas cotizaciones fueron reajustadas mensualmente, de acuerdo al precio del petróleo, entre mayo de 2020 y octubre de 2021, hasta cuando el diésel casi se duplicó (de 1 a 1,90 dólares) y la nafta subió un 46% (de 1,75 a 2,55).

Iza, quien fue liberado ayer tras 24 horas de arresto, señaló que la resolución de las organizaciones aborígenes que participan en la protesta es movilizarse a nivel nacional y de manera indefinida.

"La mantenemos y la ratificamos, por lo cual, presidente de la república, no tenemos ninguna otra disposición de nuestras bases. Así que la respuesta está en sus manos", dijo.

"Podremos cambiar en el escenario, en el momento que exista una respuesta a las demandas que hemos planteado", apuntó el líder aborigen.

Según el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, organizaciones sociales cuyos nombres no dio han propuesto "mediar" para establecer un diálogo entre la Conaie y el Ejecutivo. (Télam)